Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Seguros’

 

Cuando planeamos una estrategia financiera para el largo plazo, desearíamos poder contar con todos los elementos que nos proporcionen la tranquilidad a futuro. Sin embargo, existirán ocasiones en las cuales sea necesario establecer prioridades y quizá haya que tomar algunas decisiones difíciles.

¿Qué hacer si mi presupuesto me obliga a decidir entre hacer un ahorro para mi retiro o pagar la educación de mis hijos? La respuesta parece sencilla, pues la mayoría de personas aseguran preferir ahorrar para pagar la educación de sus hijos vs. procurarse un plan de retiro.

Detrás de esta decisión, consideramos que, en un escenario donde es difícil destinar una cantidad fija al ahorro, la prioridad suelen ser nuestros hijos sin pensarlo demasiado. Además de que puede ser difícil ponerse uno mismo como prioridad, especialmente las que somos mamás corazón de pollo y encima programadas genéticamente para aventarnos de cabeza en un abismo con tal de hacerles la vida más llevadera a nuestros retoños :-).

Influye también cierta aversión a pensar en el laaarrrgo plazo que falta para convertirnos en adultos mayores, y es una imagen que no nos gusta tener en la cabeza. Sin embargo, pregúntenle a cualquier padre de recién nacido, que tal se verá su retoño portando una toga y birrete. Definitivamente es mucho más agradable la segunda imagen ¿cierto?

En nuestro caso (mi esposo y yo), las turbulencias de la economía nos pusieron a considerar seriamente entre supender los planes para el retiro o los de educación. Después de darle algunas vueltas, y creánme que no fue una decisión sencilla, decidimos poner en pausa los planes de educación y éstas fueron nuestras razones:

-Cuando nuestros hijos tengan edad para asistir a la universidad, nosotros andaremos llegando a los 50’s, una edad aún productiva en donde podremos estar generando ingresos.  No será así si llegamos a los 65 o 70 años y no tenemos ni para la pomadita anti-reumas.

-Hoy en día existen, y sin duda seguirán existiendo, las becas y financiamientos educativos. En mi caso hice uso de una combinación de ambas opciones para pagar mi educación y no voy a mentir deciendo que me fascinó pagar créditos educativos, pero soy honesta al decir que el esfuerzo me hizo valorar mucho más cada título que recibí.

-No hay créditos ni becas para la adultez en plenitud.

-Prefiero no pensar en esta, pero siempre existe la opción de que mis hijos salgan trovadores y decidan no ir a la universidad. Mientras tanto, a menos de que Michael Jackson nos haga un huequito en su congelador, no hay manera de que mi esposo y yo evitemos el paso de los años.

-Si alguien tuviese que elegir entre pagarse la universidad, conseguir una beca o asistir a una universidad pública por cinco años, contra hacerse cargo de los gastos médicos y de sustento de sus padres por un tiempo indefinido… ¿qué opción creen que eligiría?

Karla Bayly

Read Full Post »

Controla la jugada de tus finanzas

Controla la jugada de tus finanzas personales

Después de una convivencia extendida con cierto futbolista de sillón, he podido advertir que, en este deporte, existen básicamente dos tipos de estrategia a desarrollar sobre la cancha: salir a meter goles (estrategia ofensiva) o salir a defender la portería (estrategia defensiva). Lo mismo sucede con nuestras finanzas personales.

¿Cuál es tu estrategia financiera? ¿Defensiva u ofensiva?

Seguimos una estrategia defensiva cuando nos enfocamos en parar los goles a nuestras finanzas creando una cuenta para las emergencias. La efectividad del portero se mide en relación a su capacidad para hacer frente a reparaciones en el hogar, reparaciones al auto y otros gastos inesperados como tal como la pérdida del empleo.

Ahora bien, el portero no es el único responsable de mantener el marcador. En este equipo de 11 jugadores hace falta una buena defensa, encargada de contar con un seguro de gastos médicos mayores, seguro de auto y un seguro de vida y de incapacidad. La escuadra conseguirá mejores resultados si hay algún medio de contención que le haga marcación personal a los posibles accidentes del hogar y cubra el rubro de responsabilidad familiar.

Hasta aqui vamos muy bien, mantener intacta la red y los marcadores en ceros dan a nuestro equipo cierto “aire” y sensación de seguridad durante la liguilla, pero sabemos que no es ésta la estrategia que gana partidos y escala posiciones en la tabla general, ni tampoco atrae aficionados al estadio.

Para llegar a disputar la final, nos es claro que una excelente defensa es la columna vertebral en la cancha, pero se necesita de delanteros contundentes. La camiseta número 10 de tus finanzas tendrá la misión de armar jugadas estratégicas para asegurar la educación de tus hijos, la compra de un hogar y, la más contundente de todas: un plan de retiro que te permita disfrutar de tranquilidad financiera al final de la vida laboral.

Finalmente, el marcador será remontado por el jugador número 9, encargado de tu educación financiera. Este jugador sabe que no es necesario conocer la composición molecular de la ley del ISR y los fondos de inversión. Sin embargo tiene la fuerza y velocidad necesarios para hacer uso de ellos y, de esta manera, conseguir los mejores tantos de la temporada realizando una planeación fiscal eficiente y asegurando los mejores rendimientos a tus inversiones.

¿En qué posición de la tabla ubicarás a tus finanzas personales al final es esta liguilla?

Karla Bayly

_________________________________________________________________________________

Creo que habia olvidado un elemento muy importante. Nada anima más a un equipo que una apasionada y leal afición. El amor y entrega del público se verán recompensados en base a la elaboración de un testamento que les evite conflictos, largos trámites y desembolsos cuantiosos en honorarios legales 🙂

Read Full Post »