Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Mujer Exitosa’

Contratos prenupciales ¿maldición o prevención?

Contratos prenupciales ¿maldición o prevención?

 

Tomando café con una amiga y platicando sobre mi experiencia como conferencista en la Expo Boda, entramos en la discusión de un tema existencial: No existen en el país opciones para las novias de segunda vuelta.

En un país que experimenta un aumento avasallador en la cifra de divorcios, parecería que el tema de un segundo (tercer o cuarto) matrimonio no es del interés de diseñadores de vestidos de novia, coordinadores de protocolo, peinadores, maquillistas, revistas de novias ni de coaches financieros… hasta ahora.

Después del divorcio y tras el necesario tiempo para superar el trance, mi amiga vive ahora una idílica relación de pareja que está a punto de llevarla al registro civil de nueva cuenta y tiene dos cosas muy claras:

  1. No se enfundará en metros y más metros de tul
  2. Firmará un contrato prenupcial

Obviando la razón por la cual el tul no es opción, concentrémonos en los contratos prenupciales, y es que este tipo de contratos no son solamente para famosos como Araceli Arámbula o Jennifer Aniston. Cualquier hijo de vecino (tú o yo) podemos proteger nuestro bienestar financiero (y el de nuestros hijos) firmando lo que en el Código Civil de nuestro país (y algunos otros en América Latina) se conoce como Capitulación Matrimonial.

El objetivo de una la Capitulación Matrimonial es establecer el régimen patrimonial del matrimonio (ojo! no es necesario esperar a la segunda vuelta, también se puede establecer para matrimonios ya realizados, con pachanga y toda la cosa). Básicamente, el objetivo de firmar con tu pareja una capitulación es establecer qué es de quién y cómo se repartirá lo que se produzca (patrimonialmente hablando) durante la vigencia del matrimonio.

¿Le caerá el “mal de ojo” a tu relación si firmas un contrato prenupcial? Honestamente no lo sé. Pero para mi amiga es un must ¿la razón? Tiene cuatro hijos de su primer matrimonio, cuyo patrimonio desea protejer en caso de vivir el remake de su divorcio. ¿Esta entrando a este nuevo matrimonio predispuesta a fracasar? No, simplemente lleva cinco años dedicándose a los seguros de vida y sabe que la protección y la tranquilidad son muy importantes.

¿Dónde se consigue? Este tipo de contratos se establece ante un notario (si piensas que es muy caro solicita informes sobre el costo de un divorcio donde sea difícil establecer acuerdos, seguramente el costo-beneficio será para el contrato prenupcial) Y, si quieres ahorrar, te sugiero una previa, larga y completa plática a solas con tu pareja que incluya:

  • propiedades detalladas con las que contarán al establecer la unión
  • ahorros
  • deudas
  • proporción en que repartirán los bienes que adquieran
  • quién administrará dichos bienes
  • etc.

A fin de lograr acuerdos con tu futura tal-por-cual y no ante el notario, pues éste sí te va a cobrar honorarios por escuchar toda la discusión.

Probablemente decidas que la captilulación matrimonial no es lo tuyo. Sin embargo te sugiero ampliamente tener esta plática con tu pareja la cual puede ayudarles a validar puntos de vista, a conocerce mejor y quizá evitar una desilusión. Comenzar una nueva relación con tabús acerca de hablar de dinero es condición para el “mal de ojo” en un matrimonio.

Recuerda que la desinformación es enemiga de tus finanzas personales

Karla Bayly

Anuncios

Read Full Post »

¿Dejas tu tranquilidad en manos del príncipe azul?

¿Dejas tu tranquilidad en manos del príncipe azul?

 

Erase una vez una linda princesa graduada con honores de la universidad. Sus padres no podían estar más que orgullosos y la princesa brillaba en sociedad. Jefes y colegas le auguraban una exitosa carrera profesional de la cual nuestra princesa obtenía un salario que le permitía cumplir tanto deseos como necesidades. Hasta que apareció su príncipe azul…

Una vez celebrada la boda real, la princesa puso sus finanzas en manos del príncipe ya que el futuro como reina consorte le reclamaba poner toda su atención en el cuidado de los herederos. Nada de andar de aquí para allá tratando de balancear nada.

La bonita carroza llenaba el tanque cómo y cuando el príncipe lo decidía y ni hablar de cambiar los herrajes de los caballos, eso era tarea del príncipe. Si la princesa deseaba adquirir un nuevo ajuar para el próximo baile dependía completamente del buen humor de su amado, independientemente de lo tesoros acumulados en el arca, sino por el afán de control de su ya no tan azul príncipe…

Y es que este apuesto príncipe comenzaba a perfilarse como el Rey de Chocolate. Las murallas de membrillo y las torres de turrón comenzaban a aprisionar a la princesa, pues el rey, a pesar de ser tan dulce tenía cada vez más amargo el corazón y la princesa no podía tomar ni una sola monedita de oro para llevar a los herederos a la peluquería sin desatar el fuerte llanto de su rey.

Rey de chocolate

Más tarde y,  gracias a las intrigas reales, la princesa descubrió que, el ya declarado rey de chocolate, pretendía anexarse nuevos reinos conquistando a otra princesa y, antes de ser aplastada por un merengue, decidió huir a toda prisa.

Ahora la princesa depende de que el rey de chocolate se desprenda de algunas monedas de oro para la manutención de los herederos. Su empolvado currículum no ha logrado colocarla en el puesto que dejó por seguir a su príncipe (“Marketing vía Twitter”, ¿en que cuento de hadas se habla de eso?) y ahora solo alcanza para medio llenar el tanque de la carroza convertida en calabaza.

La princesa dejó olvidada su Afore y, por supuesto, nunca contó con una cuenta personal de ahorro. Las doradas tarjetas de crédito que tanto placer le daba usar ahora sucumben al poder de la firma de otra princesa. Los concejales del reino le aseguran que no se recaudan impuestos suficientes para pagarle por el trabajo de princesa consorte que desempeñó por tantos años.

¿Debe la princesa sentarse a llorar esperando la llegada de un nuevo caballero andante que venga a su rescate?

Karla Bayly

*Este post nació de una combinación entre El camino Amarillo  y algunas otras historias de la vida real…

Read Full Post »

Con el dinero, claro. Puedes tener una relación atormentada sin saberlo. Lo mejor es que puedes corregirlo. Te comparto el artículo publicado por esta servidora en la edición de Junio/09 de la Revista Dinero Inteligente de Expansión. Espero que lo disfrutes y me des tus comentarios para futuras publicaciones 🙂

Revista Dinero Inteligente Expansión Junio 2009

Revista Dinero Inteligente Expansión Junio 2009

Mucho se dice que la relación entre las mujeres y el dinero es fugaz pues en cuanto lo tenemos, lo gastamos. Se nos tacha de frívolas, gastadoras y poco planeadoras. Sin embargo, casi en la totalidad de los casos somos responsables de la administración del dinero dentro y fuera del hogar.

La sociedad nos exige evolucionar de un rol único y pasivo hacia el manejo simultáneo de dos o más entre los roles de profesionista, ama de casa, esposa, madre, amiga, etcétera. Tal vez sea éste el momento de evaluar lo que se dice de nosotras y preguntarnos: ¿Y yo, cómo me relaciono con el dinero? Haz esta prueba.

Completa las siguientes frases:

1. “El dinero….

 a. es mi amigo. Nada se logra sin él.”

 b. es un aliado, si está de mi parte me da poder, si está en mi contra me pone en situación de desventaja.”

 c. es un medio que me ayuda a lograr y/o conseguir mis objetivos.”

2. “Hablar de dinero con mi pareja/familia/jefe…

a. es de mal gusto. Ocasiona conflictos que prefiero evitar”

b. me hace sentir incómoda. Solamente hablo de él lo indispensable”

c. es un tema dentro un canal de comunicación abierto”

3. “Decidir cómo gastar el dinero en casa…

a. es responsabilidad de quien aporta la mayor cantidad (y no soy yo, aunque administro el gasto diario). Los viajes, inversiones y otros rubros los debe decidir el proveedor”.

b. es mi responsabilidad. Yo lo administro y sé en que se gasta y por qué.”

c. es responsabilidad compartida con mi pareja, independientemente de cuál de los dos sea el proveedor”.

4. “El dinero para mi vejez…

a. no es un tema en el que haya pensado todavía”

b. no me preocupa mucho. Supongo que contaré con algún ahorro/Mi pareja proveerá para ambos”

c. es un tema solucionado”

5. “Mi educación financiera…”

a. está por los suelos, los números no se me dan”

b. podría mejorar. Me gustaría saber más para tomar mejores decisiones”

c. está bien. Conozco lo necesario y siempre hay algo más por aprender”

Respuestas

Mayoría de a, Relación tormentosa: Has establecido una relación complicada con don Dinero. Disfrutas de su compañía pero no quieres conocerlo más. Quisieras controlarlo pero dejas que los demás tomen las decisiones por ti. Dejar a un lado la carga emocional que suele acompañar al dinero y cambiarla por una visión objetiva de lo que el dinero puede y no puede hacer, te ayudará a establecer un nuevo conjunto de prioridades para una vida más balanceada. Deja a un lado el temor a los números y convierte al dinero en un medio para lograr tus metas. Establecer un control de gastos para detectar las fugas de dinero de tu cartera y armar tu primer presupuesto serán tus armas para establecer tu nueva y fructífera relación con el dinero.

Mayoría de b, Relación apasionada: Reconoces la necesidad de tener mayor control sobre el dinero y la forma en que te relacionas con éste, pero aún no te decides a realizar este cambio. Establecer metas personales en las que el dinero es uno de los medios para alcanzarles no sólo te proporcionará el control que deseas, sino que puede convertirse en un reto de auto-percepción y crecimiento personal. Decide tomar el control del dinero. Este es el momento de declarar tu meta y comenzar a tomar las acciones que te llevarán a ella. Puede ser armar un fondo para la educación de tus hijos, un retiro sin sobresaltos, una vida libre de deudas o esas vacaciones con las que has soñado por años. Investigar sobre las diferentes opciones disponibles en el mercado para cumplir tus metas se convertirá en el primero de los muchos pasos que darás para consolidar tu educación financiera. Recuerda que aprendiendo a expresar tus deseos y preocupaciones con respecto al dinero lograrás establecer una más sana y confortable relación con éste, la comunicación es la clave para el éxito de toda relación ¿no lo crees?

Mayoría de c, Amor consumado: ¡Felicidades! Eres consciente de que el dinero es un objeto libre de cargas emocionales, un medio que te ayudará a lograr tus metas. Hablar de dinero no es un tema tabú para ti, puedes abordarlo de manera abierta y ser asertiva al expresar requerimientos y preocupaciones. Si te encuentras en una relación de pareja, reconoces la importancia de tomar decisiones de común acuerdo, independientemente de la cantidad que cada uno aporte al hogar. Te preocupas por tu educación financiera y te basas en ella para tomar mejores decisiones. Seguramente tienes metas definidas y estás dando los pasos para lograrlas. Sólo resta invertir en ti misma dándote la oportunidad de conocer más acerca del nada temible mundo de las finanzas. Investiga acerca de lecturas, cursos o seminarios que te ayuden a conocer instrumentos de inversión, comparte tus conocimientos e inquietudes y seguramente recibirás valiosa información que puedes aplicar para lograr tus metas más rápido o en mayor proporción.

Karla Bayly

Pd. Un beso enorme para todas las mujeres valientes que me han confiado sus intimidades con respecto a Don Dinero. Sin ustedes no había artículo 🙂

Read Full Post »

Estoy revisando el último ejemplar de la Revista Expansión en donde aparecen las mujeres más poderosas de México. Mientras leo las biografías de estas empresarias me invade la curiosidad sobre el número de veces que de frente, o a sus espaldas, las habrán llamado “materialistas” “poco femeninas” y “ambiciosas” entre otros más que se me ocurren, pero que por respeto al gremio voy a omitir.

A raíz de la crisis económica, en diversos foros propone la necesidad de ampliar la cultura financiera de nuestro país. El año pasado la Condusef encabezó la semana de la cultura financiera a través de eventos y conferencias en universidades. Muchos fuimos los invitados a participar dictando conferencias y, aunque creo que fue un buen esfuerzo, en ningún momento se habló del rol de la mujer como promotora de la cultura financiera en la familia.

Se habla del orden, disciplina y ahorro del dinero como de los hábitos pilares de la cultura a adquirir y, según los expertos, aunque todos somos capaces de adquirirlos, la forma más natural de desarrollar dichos hábitos es durante la infancia. Dicen también los expertos en desarrollo infantil que los niños aprenden a través del ejemplo… ¿del ejemplo de quién?

La inequidad de género en cuestiones relacionadas con un mismo salario a un mismo puesto de trabajo, mínima posibilidad de las mujeres a acceder a los puestos de la cúpula directiva en las empresas, un extendidísimo tabú para hablar de dinero entre las parejas y violencia doméstica asociada a la capacidad de ejercer el poder a través del uso del dinero, así como la incomodidad que para la sociedad representa el ver a mujeres teniendo éxito laboral y recibiendo una justa remuneración económica a cambio, no hacen sino patente la pobre relación que históricamente las mujeres hemos desarrollado con el dinero.

¿Qué tipo de ejemplo podemos transmitir si no hemos logrado establecer una sana relación hacia el dinero? Como mujer ¿has sido víctima de alguna inequidad con relación al dinero?

Read Full Post »