Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Influenza Porcina’

Claro que no es ninguna sorpresa, al mejor estilo de García Márquez en Crónica de una Muerte Anunciada en donde nunca sabremos quien tuvo la culpa ni si la hubiésemos podido evitar, sabiámos que la recesión económica tendría que llegar y que la segunda mitad del año sería mucho más difícil que la primera en cuanto a asuntos económicos, sin embargo la bendita influenza nos la dejó caer de sopetón. ¿Qué podemos hacer para combatirla?

1. Autoresponsabilizarnos por nuestra situación: Y ahora… ¿quién podrá defendernos? Opino que nosotros mismos. Prefiero ponerme manos a la obra en lugar de suspirar y vivir en el hubiera (me matan de la risa los comerciales de “estaríamos mejor con fulanito de tal”) que apelan a nuestra falta de autoresponsabilidad histórica como país y tratar de dejar todo en manos de Papá Gobierno.

2. Generar más ingresos: En asuntos de finanzas personales gran parte del “truco” esta en ahorrar y poco se habla de generar más ingresos. La recesión económica nos pone en una situación en donde la creatividad y capacidad para generar más ingresos puede mantenernos a flote e inclusive potenciarnos hacia nuevas carreras y negocios. Nosotros decidimos sentarnos a llorar (y a esperar que caigan despensas del cielo) o hacer una lista de 10 cosas que podemos intentar para ganar más dinero o ser más productivos en lo que estamos haciendo.

3. Participar en la reactivación de la economía: Aunque suene a “cliché” hay que consumir lo que nosotros producimos. Favorecer las marcas nacionales crea un círculo vituoso que nos beneficia a todos. Si planeas vacaciones de verano, este es el momento de encontrar excelentes precios en nuestro país y ayudar a sostener la industria de turismo que es la tercera fuente de ingresos del país.

4. Cuidar nuestro trabajo: Dicen que hay quien ve la tempestad y no se hinca. Este fin de semana acudí a un establecimiento de comida rápida (de los que estuvieron cerrados y sin generar dinero) en donde fui víctima de un servicio pésimo y me vendieron una tiras de pollo in-co-mi-bles. Cuando nos quejamos, los empleados hicieron cara de “me vale” y siguieron “chacoteando” acerca de lo que habían hecho en “las vacaciones”. Sobra decir que no regresaré a consumir ahí y que probablemente este sea el tipo de gente que va a vacacionar por muuuuuucho tiempo durante la recesión.

5. Aprender: Crisis han habido y crisis vendrán en el futuro. Tener unas finanzas sanas, invertir de manera responsable, ser competitivos y cuidar nuestra salud son valiosas lecciones que nos dejará el 2009. Depende de nosotros que tan preparados llegemos para la próxima ¿no te parece?

Read Full Post »

Pequeña Miss Sunshine

Pequeña Miss Sunshine

Viendo anoche la película “Pequeña Miss Sunshine” (si aún no la has visto, te la recomiendo ampliamente) encontré un diálogo que me parece totalmente aplicable a la situación que estamos viviendo donde uno de los personajes postula que el sufrimiento es una excelente oportunidad de aprendizaje y nos convierte en una mejor versión de lo que somos.

Cada uno de nosotros somos capaces de encontrar lo que este “retiro espiritual” nos ha enseñado ¡No podrás negar que la clase de corte y confección para elaborar tus propios tapabocas que vimos en canal 11 durante el informativo sobre la influenza este fin de semana, cuenta como aprendizaje!

Hoy, más que en los últimos 13 años desde nuestra última crisis, las empresas se encuentran presionadas por elevar su productividad maximizando los recursos con los que cuentan y la reducción de costos es un tema prioritario. Antes de tomar la decisión de reducir costos eliminando puestos de trabajo hay un aprendizaje de este encierro que puede ser más que interesante para las empresas: el esquema de trabajo desde casa.

Dado que el costo de espacio para oficinas, energía eléctrica, servicios sanitarios y telefonía tiene un impacto directo sobre las utilidades de la empresa. Disminuir estos costos y eliminar el mal uso que algunos empleados dan a los recursos de la empresa al utilizarlos para su beneficio personal le puede dar a la empresa un mayor margen de maniobra para sobrellevar el impacto de la crisis económica. Por parte del empleado, el tener la posibilidad de trabajar desde casa le genera ahorros en tiempos de traslado, gasolina y comidas fuera; además de generar la opción de obtener ingresos adicionales vía otra actividad.

Este esquema se convierte entonces en un binomio ganar-ganar donde ambas partes obtienen beneficios de forma casi inmediata y se asegura tanto el empleo de uno como las utilidades de la otra. Se requiere eso si, de empleados responsables y puestos de trabajo con tareas y objetivos bien definidos pero bien dicen que las crisis son oportunidades para reconvertirse.

Si crees que este esquema puede funcionar para ti, deseas conservar tu trabajo y la empresa se puede beneficiar de este esquema, entonces no esperes a que la empresa lo proponga. En tiempos de crisis los empleados con iniciativa son muy apreciados, así que demuestra en estos días que puedes llevar a cabo tus labores sin necesidad de estar “de cuerpo presente” en la oficina, arma tu caso indicando ahorros y beneficios y recaba información de lugares donde este esquema ya esta en funcionamiento.

Las experiencias que estamos viviendo son grandes oportunidades para aprender y mejorar poniendo en práctica dichos aprendizajes. Finalizo con otra frase de la película “Perdedor no es quien pierde, sino quien no lo intenta”

¿Crees que podrías realizar tu trabajo desde casa? ¿Qué otra cosa has aprendido en estos días?

Read Full Post »

Dado que este encierro todavía va para largo, no nos queda sino tomarlo con optimismo y buscar la manera de sobrellevarlo sin morir en el intento. Este es el momento de poner el clavito para colgar el cuadro que se cayó hace un par de meses y no habiamos tenido tiempo para volver a poner en su lugar, acomodar la pila de ropa que se ha ido quedando en el fondo del closet, etc., etc… Se me ocurre que también podemos llevar a cabo algunas tareas que tendrán impacto en nuestras finanzas, tales como:

-Visitar la página de la CONSAR y verificar en que lugar con respecto a sus rendimientos se encuentra nuestra Afore da click aqui. Te asombrarías de saber que un solo punto porcentual de rendimiento adicional podría tener un impacto mayor del 20% en el monto que acumularás en la cuenta de retiro (dependiendo de tu edad y tus ingresos) La página ofrece una calculadora que te puede ayudar a darte una idea.

-Armar tu archivo personal y aprovechar para leer con detenimiento las pólizas de seguros si es que cuentas con ellas. Ya sea que compremos los seguros de manera independiente o que sea una prestación laboral, puede pasar que una vez que te entregan la póliza la almacenamos y nos olvidamos de ella. Platica en familia sobre la existencia de dichas pólizas pues ante una emergencia es muy importante estar al tanto.

-Regístrate a los servicios en línea para hacer consultas y transacciones de bancos, inversiones, afores, etc. A veces dejamos de hacer el trámite por falta de tiempo y dejamos de ahorrar en idas al banco o pagamos penalizaciones. También puedes darte de alta para pagar tu recibo de luz da click aqui y otros servicios.

-Seleccionar libros o películas que ya no quieras conservar. Blockbuster te compra las películas usadas y, si no te parece justo el precio, tal vez puedas intercambiarlas con amigos. En cuanto a los libros, les estarás dando la posibilidad de “volver a la vida” al llevarlos a una tienda de segunda y estarás ganando espacio en casa.

Finalmente, puedes tener un buen rato de diversión dándole vuelo a tu creatividad. So, autora de Blog y Lana tiene un post sobre cómo crear tu propio complot puedes verlo aquí Haz que cada miembro de tu familia arme su complot siguiendo las reglas, compártanlo y decidan quien es el ganador. Seguramente pasarán un buen rato.

Read Full Post »

Finalmente tengo que vencerme ante la tentación para bloggear sobre la Influenza Porcina. Y no precisamente porque vaya a descubrir en dónde estuvo el foco de infección, en donde podemos conseguir la vacuna o si sirven o no los tapabocas para prevenir el contagio, sino porque, tristemente, acabo de revisar las noticias internacionales y hay un tema que le esta dando la vuelta al mundo: Si el virus se ha manifestado ya en un considerable número de países ¿porqué el índice de mortalidad es más alto en México que en ninguna otra parte?

¿Será acaso que aquí es virus es diferente? ¿Estaremos genéticamente más expuestos que otras razas? No, al parecer, la razón es que los mexicanos acostumbramos automedicarnos, vivimos la cultura del “al ratito” y desafortunadamente ignoramos la cultura de la prevención.

Razones para automedicarnos son muchas, para los que menos tienen, perder un par de días de trabajo haciendo sala de espera en algún centro de salud, es casi igual a dejar a su familia sin comer, para otros, ser víctimas de una legislación que permite vender medicamentos sin receta ¿para qué pagar una consulta médica si el dueño de la farmacia me vende lo que necesito con solo explicarle mis síntomas? Y finalmente, para aquellos víctimas de productos “maravillosos” que no han pasado por un control sanitario y que se distribuyen como “naturistas” ¿Resultado? Personas que han acudido a los servicios médicos cuando ya es tarde o que han creado resistencia a los medicamentos, por lo cual éstos ya no son efectivos. El número de casos, así como la dificultad para romper la cadena de contagios, mantendrá paralizada gran parte de la actividad la actividad comercial por varios días.

¿Cómo nos afecta? Para ese gran número de personas que viven al día es muy simple, si no trabajamos, no comemos… El uso de cuentas de ahorro para emergencias en México es casi, casi, hablar de imposibles. Quienes pueden tener acceso a un crédito de emergencia (tipo tarjetas de crédito) en pocos casos dispondrán de saldo ya que la situación que estamos atravesando les ha obligado a vivir haciendo uso de sus líneas de crédito. La carencia de una cultura financiera en México pasará su factura ante el ataque de la Influenza Porcina.

Así que ¿de qué van a comer muchos mexicanos en las próximas semanas? Del empeño y del crédito caro que puedan obtener para compensar la baja de ventas en los negocios que dependen de la venta fuera de escuelas y fuentes de trabajo que han sido cerradas. Y así, una vez más comenzará en ciclo de sobreendeudamiento y de bajo consumo que hará que el final de la crisis económica se aleje aún más.

Ojala fuese este un momento de reflexión para comprometernos hacia una cultura de prevención. A nivel gobierno hay mucho por hacer en llevar los servicios de salud de forma accesible a esa mayoría de mexicanos que hoy padecen de un servicio deficiente, pero por nuestra parte, cuidar nuestra salud y cuidar nuestras finanzas es algo demasiado valioso como para dejarlo en manos de ningún gobernante. ¿Seguiremos esperando que alguien lo haga por nosotros?

Read Full Post »