Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Forex’

No, no se trata de pasar el día entero haciendo clicks en los anuncios de internet ni de poner todos tu ahorros y hasta la alcancía de tus hijos en Forex. Se trata de convertirte en empresario(a) y aumentar tus ingresos.

Existen varias razones para considerar este esquema, el principal es que las grandes empresas continuarán reduciendo su nómina por un buen rato y que el tiempo para encontrar un nuevo trabajo como asalariado se alargará.

Una razón más es que, mientras ese trabajo soñado aparece en el camino, no hay nada peor que quedarse en pijama viendo la TV y olvidando las bondades del baño diario. La tercera razón es porque el mayor favor que podamos hacerle a cualquier negocio que comienza, es reducir los gastos al máximo.

Si lo tuyo es ser empresario y generar dinero, una vez que decidas tu giro, he aqui algunas recomendaciones que te pueden servir para arrancar con el pie derecho.

  1. No instales una oficina o punto de venta de inmediato sino hasta probar que existe un mercado para tu producto o servicio y que sus ventas soportarán el costo de dicha oficina. Comienza desde casa y aprovecha la ventaja de poder deducir los gastos correspondientes a tu actividad profesional tales como internet, luz y teléfono (todo esto una vez que hayas tramitado tu alta ante Hacienda y comiences a recibir ingresos).
  2. Otra buena opción es la de utilizar oficinas virtuales. Estos son espacios donde alguien toma tus llamadas y puedes utilizar una oficina o sala de juntas pagando una renta solo por las horas que las utilices. La ventaja es que el uso de oficinas virtuales o temporales dará mayor liquidez a tu negocio y, por supuesto, es más elegante que un escritorio en medio de tu sala para atender un cliente.
  3. Considera los beneficios del comercio electrónico el cual te permite tener un punto de venta abierto las 24 horas a un mínimo costo. Mucho más barato que tener un local abierto a la espera de clientes.
  4. Trabaja sin salario. Si, puedes pensar que enloquecí, pero una de mis mejores experiencias ha sido la de intercambiar servicios con amigos y colegas. Dando un par de cursos sin cobrar un centavo y destinando las entradas a una obra de caridad he conseguido varios negocios. También escribo una columna semanalmente para el periódico y a cambio puedo anunciar mis servicios como coach y asesor financiero (pagar por un espacio semanal de ese tamaño sería mucho más caro que lo que cualquier periódico estaría dispuesto a pagar por mis artículos). Recomendar a varias empresas y promocionar el programa de aceleración de empresas me ha dado un sitio como consultora del programa ¿crees que trabajé gratis?
  5. No menosprecies el poder del networking. Cuando hace un par de meses invitaron a mi esposo a formar parte del BNI, una organización de referencias de negocio, puse el grito en el cielo alegando que era una pérdida de tiempo ir cada semana a desayunar y promover la empresa.  A la fecha esta haciendo negocio gracias a la alianza estratégica con unas empresarias dedicadas al branding y con consultores especialistas en tecnología. Mientras tanto, yo me estoy “desayunando” mis quejumbres.

Lo que no debes olvidar:

  • Trabajar desde casa da la excelente oportunidad de estar al pendiente de tus hijos, pero TU ESTAS TRABAJANDO, organiza tu tiempo y  CUMPLE con tus compromisos. No hay nada más frustrante que tratar de hacer negocios con alguien que pasó toda la tarde mirando Barney porque “le tocaron los niños” y no pudo terminar el diseño, propuesta, cotización o lo que sea a lo que se había comprometido.
  • Ningún cliente va a entusiasmarse por lo inteligente que se escucha tu retoño contestando el teléfono y peor aún es un concierto de alaridos de fondo. Atender llamadas de negocio desde casa es una habilidad que tú y tus hijos tendrán que desarrollar, mientras tanto nunca falla tener algunos chocolates a la mano 🙂
  • Generar ingresos desde casa no es únicamente tu responsabilidad ni misión de un solo soldado, tu pareja y tus hijos serán de mucha ayuda respetando el tiempo y espacio que necesites para arrancar lo que será su próxima fuente de ingresos.

Karla Bayly

El comercial: Si tienes una empresa establecida y operando en la ciudad de Querétaro y te interesa conocer acerca del programa de Aceleradora de Empresas del Tec de Monterrey y la Secretaría de Economía, que consiste en otorgar apoyos en asesoría para incrementar las ventas de la empresa, puedes contactarme para hacerte llegar más información 🙂

Read Full Post »

No solamente has trabajado duro para conseguirlo sino que lo protegiste de la gran tentación de las compras innecesarias. Cuando consultas tu saldo en el banco o miras dentro de tu cartera puedes constatar la alegre sensación de contar con una cantidad remanente así que ¿ya pensaste de qué manera vas a apapachar a ese dinerito? He aquí algunas sugerencias:

  1. Ponle un nombre: Igual que lo hiciste con esa primera mascota a quien con solo mirarle a la cara le otorgaste un nombre y con la misma curiosidad que todos los amigos y no tan conocidos le preguntan a la señora embarazada ¿y cómo se va a llamar el niño? Ponle tú un nombre a ese conjunto de billetitos: vacaciones, inscripciones, computadora, impermeabilización, liposucción o lo que se te ocurra. Darle un nombre a tu dinero te permitirá sentirte identificado (recuerda aquel gatito al que te prohibieron ponerle nombre pues no te fueras a encariñar) y será más difícil que sucumbas a la tentación de desprenderte de él.
  2. Búscale la mejor niñera: De la misma manera en que evitas dejar tu auto a media noche, sin alarma y en una calle de dudosa reputación, busca el mejor lugar para tu dinero y creéme que tu cuenta de nómina o tu cuenta de cheques  no son ese lugar. Aléjate de los bancos que te ofrecen un rendimiento por debajo de la inflación (hasta hace poco cierto banco abarrotero ofrecía descaradamente un 4% de rendimiento cuando la inflación del país andaba por el 6% anual ¡qué descaro!). Busca instituciones donde alimenten cariñosamente a tu dinero y lo hagan crecer al menos por arriba de la inflación.
  3. No cambies tu oro por espejitos: Algunas cajas populares (cooperativas de ahorro) ofrecen una serie de “monadas” a cambio de tu dinero tales como becas para tus hijos (cuando la solicitas te dan un morral de tela, un cuaderno de 20 hojas y un lápiz que no pinta) o ayuda para gastos funerarios (pregunté insistentemente en que consistía y la señorita no supo o quiso decirme, así que tengo la leve sospecha de que la ayuda consiste en un ramo de claveles o algo similar). La lógica es la siguiente: tú le das tu dinero en custodia a una institución, esa institución le va a prestar tu dinero a alguien más con un interés muy alto y eso te convierte en socio (tu pones el dinero y ellos al cliente) Por lo tanto mereces rendimiento EN MONEDA y no una licuadora y mucho menos una vajilla de melamina.
  4. No lo dejes jugar sin la supervisión de un adulto: Jamás dejaría a mis hijos jugando solos en un parque en el que nunca hemos estado, mientras me voy a descansar un rato. No importa que me juren y perjuren que los juegos cumplen con todos los estándares de seguridad europeos y que hay montones de niños jugando por ahí. Lo mismo opino de las pirámires, las comunidades de regalo, las cajas populares y por supuesto del famosísimo mercado FOREX. Si no hay alguien que se haga responsable de rendir cuentas, mi dinero no juega. Busca solo inversiones avaladas por la autoridad regulatoria en cuestión.
  5. Búscale nuevos amiguitos: Seguramente no quieres que tu dinero se sienta solito así que pon manos a la obra y continua ahorrando para que tus billetes tengan amigos con quien jugar. Imagina a tu “auto 2010” pasando alegres tardes con “vacaciones de verano” e intercambiando confidencias con “remodelación de cocina”. Linda estampa ¿no lo crees?

Y tú ¿cómo consientes a tu dinero?

Karla Bayly

Read Full Post »