Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Estrategia financiera’

Las 5 S’s es un programa de mejora cuya filosofía es el orden y la limpieza. Fue desarrollado por una empresa del sector automotriz de Japón. En las empresas donde se lleva a cabo este programa se logran reducciones muy importantes en costos pues se optimiza el tiempo que las personas ocupan para realizar su trabajo, se reducen los rechazos por mercancía con baja calidad, etc.

Lo increíble es que este programa se ha migrado también hacia las oficinas. En el campus donde colaboro se llevó a cabo en las áreas de oficina y ¡vieran qué maravilla! Prácticamente se eliminaron los cochineros (sin afán de ofender a los colegas) Pero visitar algunas oficinas se volvió una experiencia grata al no tener pilas de papeles en el escritorio, adornitos, tortas de jamón (esta es broma!), y cuando solicitas cualquier material las cosas simplemente están en su lugar.

A raíz de ahí comenzó a rondar en mi cabeza que esta maravillosa iniciativa no se queda ahí, sirve también para aplicarla en casa y, lo mejor de todo ¡para nuestras finanzas personales! Aquí esta lo que se me ocurre:

5 S’s para tus finanzas:

  • Seiri (整理): Organización. Separar innecesarios: El equivalente es controlar los gastos que realizamos, eliminar el gasto hormiga que no nos sirve y solo boicotea nuestra tranquilidad financiera.
  • Seiton (整頓): Orden. Situar necesarios: ¿Te suena la campanita con la palabra presupuesto?  ¿A dónde llevo mis ingresos de acuerdo a la prioridad de mis gastos?
  • Seisō (清掃): Limpieza. Suprimir suciedad. Bueeeeeno, ¡a reducir deudas! De un jalón o poco a poco pero dejemos de regalar dinero vía intereses y mejor ganemos intereses por nuestro dinero.
  • Seiketsu (清潔): Estandarizar. Señalizar anomalías. Compras de impulso o presupuestos que no contemplan ciertas necesidades. Aquí es momento de mejorar lo que hemos venido haciendo y encontrar las causas por las que fallamos.
  • Shitsuke (): Disciplina. Seguir mejorando. La tranquilidad financiera se convierte en un hábito y los hábitos requieren disciplina. A la larga obtendremos la recompensa de todos nuestros esfuerzos.

Creo que los japoneses son los reyes de la eficiencia y eso es precisamente lo que deseamos en nuestras finanzas “hacer más con menos”. Te invito a hacer la prueba para implementar esta metodología japonesa en tu cartera.

¡Mucho éxito!

Karla Bayly

Read Full Post »

Contratos prenupciales ¿maldición o prevención?

Contratos prenupciales ¿maldición o prevención?

 

Tomando café con una amiga y platicando sobre mi experiencia como conferencista en la Expo Boda, entramos en la discusión de un tema existencial: No existen en el país opciones para las novias de segunda vuelta.

En un país que experimenta un aumento avasallador en la cifra de divorcios, parecería que el tema de un segundo (tercer o cuarto) matrimonio no es del interés de diseñadores de vestidos de novia, coordinadores de protocolo, peinadores, maquillistas, revistas de novias ni de coaches financieros… hasta ahora.

Después del divorcio y tras el necesario tiempo para superar el trance, mi amiga vive ahora una idílica relación de pareja que está a punto de llevarla al registro civil de nueva cuenta y tiene dos cosas muy claras:

  1. No se enfundará en metros y más metros de tul
  2. Firmará un contrato prenupcial

Obviando la razón por la cual el tul no es opción, concentrémonos en los contratos prenupciales, y es que este tipo de contratos no son solamente para famosos como Araceli Arámbula o Jennifer Aniston. Cualquier hijo de vecino (tú o yo) podemos proteger nuestro bienestar financiero (y el de nuestros hijos) firmando lo que en el Código Civil de nuestro país (y algunos otros en América Latina) se conoce como Capitulación Matrimonial.

El objetivo de una la Capitulación Matrimonial es establecer el régimen patrimonial del matrimonio (ojo! no es necesario esperar a la segunda vuelta, también se puede establecer para matrimonios ya realizados, con pachanga y toda la cosa). Básicamente, el objetivo de firmar con tu pareja una capitulación es establecer qué es de quién y cómo se repartirá lo que se produzca (patrimonialmente hablando) durante la vigencia del matrimonio.

¿Le caerá el “mal de ojo” a tu relación si firmas un contrato prenupcial? Honestamente no lo sé. Pero para mi amiga es un must ¿la razón? Tiene cuatro hijos de su primer matrimonio, cuyo patrimonio desea protejer en caso de vivir el remake de su divorcio. ¿Esta entrando a este nuevo matrimonio predispuesta a fracasar? No, simplemente lleva cinco años dedicándose a los seguros de vida y sabe que la protección y la tranquilidad son muy importantes.

¿Dónde se consigue? Este tipo de contratos se establece ante un notario (si piensas que es muy caro solicita informes sobre el costo de un divorcio donde sea difícil establecer acuerdos, seguramente el costo-beneficio será para el contrato prenupcial) Y, si quieres ahorrar, te sugiero una previa, larga y completa plática a solas con tu pareja que incluya:

  • propiedades detalladas con las que contarán al establecer la unión
  • ahorros
  • deudas
  • proporción en que repartirán los bienes que adquieran
  • quién administrará dichos bienes
  • etc.

A fin de lograr acuerdos con tu futura tal-por-cual y no ante el notario, pues éste sí te va a cobrar honorarios por escuchar toda la discusión.

Probablemente decidas que la captilulación matrimonial no es lo tuyo. Sin embargo te sugiero ampliamente tener esta plática con tu pareja la cual puede ayudarles a validar puntos de vista, a conocerce mejor y quizá evitar una desilusión. Comenzar una nueva relación con tabús acerca de hablar de dinero es condición para el “mal de ojo” en un matrimonio.

Recuerda que la desinformación es enemiga de tus finanzas personales

Karla Bayly

Read Full Post »

El desplome de los imperios automotrices ha lesionado la confianza de los consumidores a nivel mundial. No importan las muchas promesas que el CEO de GM México realice acerca de lo “blindada” que la empresa esta en nuestro país, lo cierto es que, en las agencias distribuidoras de ésta y otras marcas, los clientes brillan por su ausencia.

Sin embargo en la mente del consumidor pueden estar rondando dos palabras: “oportunidad” y “posibilidad”. Lo cierto es que los precios de automóviles han venido en descenso y cada vez parece más fácil obtener un crédito automotriz. También es probable que haya llegado el momento de adquirir un primer auto o cambiar el actual. Para aquellos que cuentan con algún ahorro tal vez exista la posibilidad de salir a conquistar las avenidas con un auto último modelo. Así que ¿es momento de comprar el auto de tus sueños?

Como proyecto de clase, pedí a mis alumnos de “Evaluación de Proyectos de Inversión” que acudieran a las diferentes agencias de la ciudad a buscar su auto ideal y evaluaran el comprarlo dando el mínimo requerido de enganche y pagando el resto en mensualidades vs. tomar el monto de la mensualidad calculada por el vendedor e invertir dicho monto en algún instrumento de corto plazo hasta ahorrar el 50% del precio de venta.

La finalidad del ejercicio era comparar alternativas posponiendo la compra y encontrar la cantidad que ahorrarían vía intereses así como el número de meses que tendrían que “reprimir” el deseo de manejar el auto soñado. Este es un ejemplo:

    Martha “soñó” con un Beetle de VW cuyo precio es de $244,621, a 60 meses con una mensualidad de $4,784. Encontró que si depositaba esa cantidad a un interés de 8% y ahorraba durante 13 meses (en otras palabras, se aguantaba las ganas del coche por poco más de un año) podría pagar el auto en 34 mensualidades (en lugar de 60) y ahorraría $62,190 pesos de intereses, ¡lo que representa una cuarta parte del coche!

Al entregar los resultados de la tarea, el 100% de mis alumnos eligieron posponer su compra una vez que calcularon el costo de “sucumbir” a la atractiva oferta del mínimo enganche. ¿Necesitas ser un experto(a) haciendo números para evaluar una compra a crédito? ¡De ninguna manera! Solo debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Algunas personas caen en la trampa de pensar que el dinero que tienen cubrirá un mayor porcentaje del valor del auto pero no toman en cuenta los costos ocultos (seguro, costo de apertura del crédito, alarmas adicionales, equipo no incluido, tenencia, etc.) que tendrán que pagar de contado haciendo con ésto que las mensualidades sean más altas. No conozco a nadie que se haya atrevido a decir “no, gracias” y terminan saliendo con un “super coche” pero también con una “super deuda”
  • Si la mensualidad que el vendedor te calcule te parece excesiva como ahorro, digamos que te dicen $5,000 pero no vas a comprar el auto sino a ahorrarlos y eso te parece una fortuna o sientes que no lo vas a poder ahorrar, entonces éste no es el momento de comprar el auto de tus sueños sino el de tus pesadillas. Tarde o temprano la “novedad” del coche va a pasar y tú vas a terminar ahorcado con la deuda.
  • Regla de Oro: A mayor plazo, mayor interés. Mientras más te tardes en liquidar el coche, mayor será la cantidad de dinero que estarás tirando prácticamente a la basura.
  • Así como los autos tienen bolsas de aire para minimizar las lesiones en caso de impacto, tu cuenta de banco también necesitará una bolsa de aire de, al menos, el monto del deducible del seguro. En caso de tener un percance, el monto del deducible debe salir de tu cuenta de emergencias y no de tu tarjeta de crédito. Es muy triste ver un flamante auto nuevo con tremenda abolladura que el no-tan-flamante conductor es incapaz de pagar ¿no lo crees?

El momento para comprar el auto de tus sueños depende de ti. Si has ahorrado una buena parte del valor del auto y encuentras un buen precio, adelante. Pero si estás cediendo a la tentación del enganche mínimo te recomiendo hacer el ejercicio de calcular lo que terminarás pagando de intereses y lo que esa deuda puede representar para tus finanzas personales.

¿Es para ti momento de comprar el auto de tus sueños?

Karla Bayly

Read Full Post »

No, no se trata de pasar el día entero haciendo clicks en los anuncios de internet ni de poner todos tu ahorros y hasta la alcancía de tus hijos en Forex. Se trata de convertirte en empresario(a) y aumentar tus ingresos.

Existen varias razones para considerar este esquema, el principal es que las grandes empresas continuarán reduciendo su nómina por un buen rato y que el tiempo para encontrar un nuevo trabajo como asalariado se alargará.

Una razón más es que, mientras ese trabajo soñado aparece en el camino, no hay nada peor que quedarse en pijama viendo la TV y olvidando las bondades del baño diario. La tercera razón es porque el mayor favor que podamos hacerle a cualquier negocio que comienza, es reducir los gastos al máximo.

Si lo tuyo es ser empresario y generar dinero, una vez que decidas tu giro, he aqui algunas recomendaciones que te pueden servir para arrancar con el pie derecho.

  1. No instales una oficina o punto de venta de inmediato sino hasta probar que existe un mercado para tu producto o servicio y que sus ventas soportarán el costo de dicha oficina. Comienza desde casa y aprovecha la ventaja de poder deducir los gastos correspondientes a tu actividad profesional tales como internet, luz y teléfono (todo esto una vez que hayas tramitado tu alta ante Hacienda y comiences a recibir ingresos).
  2. Otra buena opción es la de utilizar oficinas virtuales. Estos son espacios donde alguien toma tus llamadas y puedes utilizar una oficina o sala de juntas pagando una renta solo por las horas que las utilices. La ventaja es que el uso de oficinas virtuales o temporales dará mayor liquidez a tu negocio y, por supuesto, es más elegante que un escritorio en medio de tu sala para atender un cliente.
  3. Considera los beneficios del comercio electrónico el cual te permite tener un punto de venta abierto las 24 horas a un mínimo costo. Mucho más barato que tener un local abierto a la espera de clientes.
  4. Trabaja sin salario. Si, puedes pensar que enloquecí, pero una de mis mejores experiencias ha sido la de intercambiar servicios con amigos y colegas. Dando un par de cursos sin cobrar un centavo y destinando las entradas a una obra de caridad he conseguido varios negocios. También escribo una columna semanalmente para el periódico y a cambio puedo anunciar mis servicios como coach y asesor financiero (pagar por un espacio semanal de ese tamaño sería mucho más caro que lo que cualquier periódico estaría dispuesto a pagar por mis artículos). Recomendar a varias empresas y promocionar el programa de aceleración de empresas me ha dado un sitio como consultora del programa ¿crees que trabajé gratis?
  5. No menosprecies el poder del networking. Cuando hace un par de meses invitaron a mi esposo a formar parte del BNI, una organización de referencias de negocio, puse el grito en el cielo alegando que era una pérdida de tiempo ir cada semana a desayunar y promover la empresa.  A la fecha esta haciendo negocio gracias a la alianza estratégica con unas empresarias dedicadas al branding y con consultores especialistas en tecnología. Mientras tanto, yo me estoy “desayunando” mis quejumbres.

Lo que no debes olvidar:

  • Trabajar desde casa da la excelente oportunidad de estar al pendiente de tus hijos, pero TU ESTAS TRABAJANDO, organiza tu tiempo y  CUMPLE con tus compromisos. No hay nada más frustrante que tratar de hacer negocios con alguien que pasó toda la tarde mirando Barney porque “le tocaron los niños” y no pudo terminar el diseño, propuesta, cotización o lo que sea a lo que se había comprometido.
  • Ningún cliente va a entusiasmarse por lo inteligente que se escucha tu retoño contestando el teléfono y peor aún es un concierto de alaridos de fondo. Atender llamadas de negocio desde casa es una habilidad que tú y tus hijos tendrán que desarrollar, mientras tanto nunca falla tener algunos chocolates a la mano 🙂
  • Generar ingresos desde casa no es únicamente tu responsabilidad ni misión de un solo soldado, tu pareja y tus hijos serán de mucha ayuda respetando el tiempo y espacio que necesites para arrancar lo que será su próxima fuente de ingresos.

Karla Bayly

El comercial: Si tienes una empresa establecida y operando en la ciudad de Querétaro y te interesa conocer acerca del programa de Aceleradora de Empresas del Tec de Monterrey y la Secretaría de Economía, que consiste en otorgar apoyos en asesoría para incrementar las ventas de la empresa, puedes contactarme para hacerte llegar más información 🙂

Read Full Post »

Lo que ganas no te alcanza, las tarjetas de crédito gritan de dolor cada vez que ven una caja registradora, ya recortaste tus gastos al mínimo y aún así las deudas te acosan y no recuerdas cuando fue la última vez que dormiste “a pierna suelta”, así que cada día te preguntas:

¿Son los bienes para remediar los males?

Deshacernos de una propiedad reduciendo nuestro patrimonio es una de las opciones más radicales para hacer frente a una crisis de sobreendeudamiento.

Desafortunadamente existen muchas historias de personas que sacrificaron el producto de muchos años de trabajo solamente para encontrarse poco tiempo después en una situación aún más crítica. Algunas recomendaciones para quienes están evaluando esta opción son:

Seamos realistas. Antes de vender nada, debemos buscar cual es su valor REAL. El precio de venta no es lo que nos costó, ni lo que quisiéramos obtener, ni lo que cuesta algo similar. Para fijar el precio de venta lo mejor es pagar por un avalúo que nos ayude a fijar el precio correcto y más tarde se convierta en una herramienta de venta ante el posible comprador.

Una vez descontados los impuestos y gastos inherentes a la venta, el producto de la venta debe cubrir el total o gran parte del adeudo, de lo contrario solo estaremos abonando intereses y no tardaremos en estar metidos de nuevo en una crisis.

Seamos veloces. Piensa en esas casas con una manta eterna que dice “en venta por el propietario” Los meses pasan y lo único que esa manta en realidad quiere decir es:

a) están pidiendo mucho dinero,

b) si el propietario no quiere pagar una comisión por la venta, entonces probablemente se este ahorrando también las reparaciones, mantenimiento, predial, etc.

c) algo malo debe de tener.

Actualmente el mercado de compra-venta de inmuebles se encuentra deprimido por lo que la venta puede tomar un año o más según los expertos, mientras los intereses de la deuda siguen creciendo en un peligroso efecto de bola de nieve.

Acelerar el proceso dependerá de ofrecer un precio atractivo, resaltar los beneficios de la propiedad sobre otras en la zona y contar con una buena asesoría para la venta.

Seamos inteligentes al elegir un asesor de bienes raíces. No pongas la venta en exclusividad en manos de cualquiera y mucho menos de vendedores “patito” que van a cobrar la misma comisión que una buena agencia pero no tienen la misma red de contactos. El pago de la comisión no incluye solamente el que alguien estará mostrando la propiedad, sino que ésta va a ser “boletinada” en otras sucursales, anunciada en medios especializados y será parte del portafolio de distintos vendedores con la capacidad de “endulzar” el oído a los futuros propietarios.

En caso de no querer pagar una comisión por la venta, asumiremos que aceptamos un trabajo de tiempo completo con disponibilidad absoluta para mostrar la propiedad, responder preguntas, realizar tramitología, pagar publicidad en medios impresos y electrónicos y hacernos cargo de la limpieza constante de la propiedad.

No olvidemos el factor emocional. Comprar una casa es la compra con mayor carga emocional para el ser humano. No se trata de comprar ladrillos y ventanas sino: tranquilidad, comodidad, etc.

Como vendedor ¿qué puedes incluir a tu oferta que apele a estos sentimientos? Información clara, papeles en regla, invertir un poco en hacer que la casa se “sienta” habitable. No hay nada peor que perder el tiempo visitando casas que parecen cuevas o están sucias y averiadas.

Los desarrolladores de vivienda dominan el truco de “enamorar” a los clientes con casas-muestra de ensueño. Tal vez no hagamos lo mismo pero sí trataremos de mostrar un lugar limpio y funcional.

Hagamos cuentas. Una vez realizada la transacción el notario retendrá el impuesto sobre el producto de la venta. De existir una hipoteca se tendrá que saldar el adeudo y una vez descontados los gastos procederemos a liquidar otras deudas (por favor, nada de correr a la playa hasta asegurarnos de que podemos hacer frente a este gasto)

Reflexionemos sobre lo aprendido. Deshacernos de una propiedad, producto de años de esfuerzo, para liquidar deudas debe ser lección de una sola vez. A menos que seas amante de la adrenalina o te llames Donald Trump, quizá sea necesario revisar cuáles fueron las razones que nos orillaron a esta situación y proponernos alejarnos de este patrón de endeudamiento para no volver a pasar por una situación similar jamás.

Karla Bayly

Read Full Post »

Controla la jugada de tus finanzas

Controla la jugada de tus finanzas personales

Después de una convivencia extendida con cierto futbolista de sillón, he podido advertir que, en este deporte, existen básicamente dos tipos de estrategia a desarrollar sobre la cancha: salir a meter goles (estrategia ofensiva) o salir a defender la portería (estrategia defensiva). Lo mismo sucede con nuestras finanzas personales.

¿Cuál es tu estrategia financiera? ¿Defensiva u ofensiva?

Seguimos una estrategia defensiva cuando nos enfocamos en parar los goles a nuestras finanzas creando una cuenta para las emergencias. La efectividad del portero se mide en relación a su capacidad para hacer frente a reparaciones en el hogar, reparaciones al auto y otros gastos inesperados como tal como la pérdida del empleo.

Ahora bien, el portero no es el único responsable de mantener el marcador. En este equipo de 11 jugadores hace falta una buena defensa, encargada de contar con un seguro de gastos médicos mayores, seguro de auto y un seguro de vida y de incapacidad. La escuadra conseguirá mejores resultados si hay algún medio de contención que le haga marcación personal a los posibles accidentes del hogar y cubra el rubro de responsabilidad familiar.

Hasta aqui vamos muy bien, mantener intacta la red y los marcadores en ceros dan a nuestro equipo cierto “aire” y sensación de seguridad durante la liguilla, pero sabemos que no es ésta la estrategia que gana partidos y escala posiciones en la tabla general, ni tampoco atrae aficionados al estadio.

Para llegar a disputar la final, nos es claro que una excelente defensa es la columna vertebral en la cancha, pero se necesita de delanteros contundentes. La camiseta número 10 de tus finanzas tendrá la misión de armar jugadas estratégicas para asegurar la educación de tus hijos, la compra de un hogar y, la más contundente de todas: un plan de retiro que te permita disfrutar de tranquilidad financiera al final de la vida laboral.

Finalmente, el marcador será remontado por el jugador número 9, encargado de tu educación financiera. Este jugador sabe que no es necesario conocer la composición molecular de la ley del ISR y los fondos de inversión. Sin embargo tiene la fuerza y velocidad necesarios para hacer uso de ellos y, de esta manera, conseguir los mejores tantos de la temporada realizando una planeación fiscal eficiente y asegurando los mejores rendimientos a tus inversiones.

¿En qué posición de la tabla ubicarás a tus finanzas personales al final es esta liguilla?

Karla Bayly

_________________________________________________________________________________

Creo que habia olvidado un elemento muy importante. Nada anima más a un equipo que una apasionada y leal afición. El amor y entrega del público se verán recompensados en base a la elaboración de un testamento que les evite conflictos, largos trámites y desembolsos cuantiosos en honorarios legales 🙂

Read Full Post »