Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Denise Dresser’

Vuelta a la realidad. Niños de nuevo a la escuela. Proyectos en puerta y muchos entregables por terminar. Hoy en especial con mucho ánimo para sortear imponderables pues, después de buscarlo afanosamente, por fin tengo mi ejemplar de “Gritos y Susurros II”, la compilación de Denise Dresser de los testimonios de 39 “mujeronas” acerca de los momentos en que la vida las ha tomado por sorpresa y aquellos en que se han sentido poco preparadas para hacer frente a sus circunstancias.

¿Qué puedo decir? Después de leer a María Asunción Aramburuzabala, empresaria exitosísima, poseedora de una de las mayores fortunas de México (le gana incluso a Emilio Azcárraga), cuestionarse acerca de ser buena mamá, a la talentosa Julieta Venegas hablar del trabajo que le costó creerse capaz y a la popular Fernanda Familiar compartir experiencias dolorosas que podríamos pensar que en una vida de éxito y glamour no tienen cabida, me queda clarísima una cosa: “todos somos arrieros y por el camino andamos” como diría la cancioncita…

¿Que cómo aplicamos esto a nuestro proyecto personal? Yo propondría una sola cosa: Mente clara. Mente clara para no perder de vista nuestro objetivo. Ya definimos el lugar a donde queremos llegar y habremos de comenzar el camino con algunas premisas en la maleta que nos dejan todos estos testimonios:

La perfección no existe. Lo que los demás ven de nosotros no es necesariamente la realidad de lo que somos. Las percepciones o apariencias son engañosas. Habremos de emprender el camino sabiendo que nos vamos a tropezar. Que nos va a costar trabajo tomar algunas decisiones. Vamos a cometer errores. Pero en el viaje vamos a aprender y vivir los desatinos con humildad y hacernos de la fortaleza para enfrentar obstáculos va a construir una mejor versión de nosotros mismos.

Nadie es monedita de oro. No podemos darle gusto al mundo entero. Al enfrascarnos en nuestro viaje tendremos que asumir el costo de defender el destino a donde queremos llegar no importa que los demás opinen que no es ahí a donde debemos llegar. Habrá distanciamientos irreconciliables pero también encontraremos personas valiosas que estarán recorriendo nuestro mismo sendero. Mientras seamos capaces de mirarnos hacia dentro y estar contentos con lo que encontremos dentro ¿qué importa lo que opinen los demás?

Tenemos los recursos necesarios para llegar a nuestro destino. Cada uno de nosotros emprenderemos el viaje con la certeza de que contamos con lo necesario para llegar ahí. Si es posible llegar, si tengo la capacidad y realmente lo deseo entonces el camino se va a recorrer prácticamente solo. Encontraremos los recursos en el camino, mantendremos la motivación y dejaremos a los saboteadores a un lado porque lo que nos esta esperando al final es justo lo que merecemos.

Mente clara, una meta definida es la energía que nos hará comenzar y mantenernos en el camino. Yo decido mantenerme en este viaje, y tú ¿estás listo para emprender el tuyo?

Read Full Post »