Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Cultura Financiera’

“….why don’t they stay young
it’s so hard to get old without a cause
i don’t want to perish like a fading horse
youth is like diamonds in the sun
and diamonds are forever…”

Forever Young
Alphaville


La buena noticia es que somos la primera economía emergente en contar con el mapa genómico de su población. De esta manera México incursiona en la medicina del tercer milenio que se enfocará hacia el ámbito preventivo en lugar del reactivo.

De acuerdo al INEGI los mexicanos tenemos una esperanza de vida promedio al nacer de 75 años (por cierto, las mujeres vivimos 5 años más que los hombres) la cual varia de acuerdo a la entidad federativa que habitamos. Las enfermedades que nos aquejan como población son: diabetes, obesidad, hipertensión y cáncer.

Hasta aquí vamos muy bien con el dato cultural pero ¿y nuestras finanzas personales?

¡Ahhh! Resulta que una buena parte de la población no planea su retiro, y solo una pequeña fracción contará con cierto ahorro al llegar a los 65 años vía su Afore; ahorro que, con muchísima suerte, cubrirá entre el 30% y 50% del sueldo que hoy se percibe (dependiendo si durante tu etapa productiva hiciste o no uso de tu crédito del Infonavit).

Hagámoslo con números. Si hoy percibes un sueldo de $20,000 y haces uso de tu crédito para vivienda, el día que apagues 65 velitas en tu pastel, estarás recibiendo una pensión de $6,000 ¿triste, verdad? Y aún más si consideramos que ese 30% es un cálculo optimista basado en una esperanza de vida de 75 años. Tu pensión esta calculada para terminarse al cabo de 10 años. La situación empeora si tu salario excede los 9 salarios mínimos mensuales pues la aportación a tu Afore esta topada hasta este nivel, lo cual reducirá aún más tu pensión de retiro.

La nueva medicina genómica promete aumentar nuestra esperanza de vida promedio (estoy cruzando los dedos para que sea cierto y alcancemos los beneficios) y junto con una vida más larga llega la mala noticia: vamos a vivir más tiempo, sin ingresos y con un ahorro muy pequeño si es que tendremos alguno.

¿Crees que valga la pena comenzar un ahorro para el retiro?

Read Full Post »

Cuando nos proponemos llevar un presupuesto para el control y planeación de nuestros gastos son muchos los obstáculos que enfrentamos, desde el tomarnos el tiempo para llevarlo a cabo y actualizarlo así como vencer las restricciones que suponemos que nos planteará.

Si has intentado apegarte a un presupuesto habrás notado que muy difícilmente “le pegamos” a la primera, pero una vez que emprezamos podemos realizar ajustes hasta que el porceso se vuelve sencillo a la vez que nos proporciona libertad y seguridad financiera. Hoy quiero hablar de una razón más para llevar un presupuesto y tiene que ver con la estrategia para comprar el mejor seguro para tu familia.

Cuando decidimos adquirir un seguro de vida la palabra que “resuena” en nuestra cabeza es la PROTECCIÓN y siendo una palabra tan importante tiende a llenar nuestra mente y hasta ahí nos quedamos… dejamos que el asesor de seguros haga el resto y decida por nosotros el monto que contrataremos o, peor aún, contratamos lo que pensamos que podemos pagar. Aqui entra en juego lo ayuda que un presupuesto puede darnos. Nuestro presupuesto nos indica a cuánto ascienden las necesidades reales de nuestra familia y nos orienta acerca de la cantidad que podemos disponer para el pago de las primas del seguro. Imagínate, es como ir a un lugar que no conoces pero contanto con un mapa detallado ¿suena bien, no?

Adquirir un seguro de vida cuando eres el principal (o único) sostén de tu familia habla de tu generosidad y preocupación hacia ellos y es uno de los escalones hacia tu salud financiera. Si estás en posibilidad de hacerlo te recomiendo que:

-Tengas claro el objetivo que cubrirá dicho seguro. En caso de faltar, la cantidad que reciba tu familia será usada para ¿mantener su nivel de vida por cierto tiempo? ¿cubrir la educación de tus hijos? ¿quedar como un fondo de emergencia? ¿usarse para arrancar un negocio? ¿saldar deudas? Sea cual sea el propósito, platícalo con tu familia y explícales lo que esperas que hagan en caso de que tú no estes, créeme que no es de mala suerte ni “estas tentando” a tu suerte. Siemplemente estas comunicando una estrategia.

-Busca el mejor asesor de seguros. No compres a la primera persona que te lo ofrece. Infórmate, compara opciones. El asesor profesional sabrá contestar todas tus dudas y estará interesado en tener una relación de largo plazo contigo y con las personas que puedas recomendarle y no solamente en la comisión que cobrará por tu poliza.

¿Llevas un presupuesto familiar? ¿Puedes compartir alguna experiencia relacionada?

Read Full Post »

Finalmente tengo que vencerme ante la tentación para bloggear sobre la Influenza Porcina. Y no precisamente porque vaya a descubrir en dónde estuvo el foco de infección, en donde podemos conseguir la vacuna o si sirven o no los tapabocas para prevenir el contagio, sino porque, tristemente, acabo de revisar las noticias internacionales y hay un tema que le esta dando la vuelta al mundo: Si el virus se ha manifestado ya en un considerable número de países ¿porqué el índice de mortalidad es más alto en México que en ninguna otra parte?

¿Será acaso que aquí es virus es diferente? ¿Estaremos genéticamente más expuestos que otras razas? No, al parecer, la razón es que los mexicanos acostumbramos automedicarnos, vivimos la cultura del “al ratito” y desafortunadamente ignoramos la cultura de la prevención.

Razones para automedicarnos son muchas, para los que menos tienen, perder un par de días de trabajo haciendo sala de espera en algún centro de salud, es casi igual a dejar a su familia sin comer, para otros, ser víctimas de una legislación que permite vender medicamentos sin receta ¿para qué pagar una consulta médica si el dueño de la farmacia me vende lo que necesito con solo explicarle mis síntomas? Y finalmente, para aquellos víctimas de productos “maravillosos” que no han pasado por un control sanitario y que se distribuyen como “naturistas” ¿Resultado? Personas que han acudido a los servicios médicos cuando ya es tarde o que han creado resistencia a los medicamentos, por lo cual éstos ya no son efectivos. El número de casos, así como la dificultad para romper la cadena de contagios, mantendrá paralizada gran parte de la actividad la actividad comercial por varios días.

¿Cómo nos afecta? Para ese gran número de personas que viven al día es muy simple, si no trabajamos, no comemos… El uso de cuentas de ahorro para emergencias en México es casi, casi, hablar de imposibles. Quienes pueden tener acceso a un crédito de emergencia (tipo tarjetas de crédito) en pocos casos dispondrán de saldo ya que la situación que estamos atravesando les ha obligado a vivir haciendo uso de sus líneas de crédito. La carencia de una cultura financiera en México pasará su factura ante el ataque de la Influenza Porcina.

Así que ¿de qué van a comer muchos mexicanos en las próximas semanas? Del empeño y del crédito caro que puedan obtener para compensar la baja de ventas en los negocios que dependen de la venta fuera de escuelas y fuentes de trabajo que han sido cerradas. Y así, una vez más comenzará en ciclo de sobreendeudamiento y de bajo consumo que hará que el final de la crisis económica se aleje aún más.

Ojala fuese este un momento de reflexión para comprometernos hacia una cultura de prevención. A nivel gobierno hay mucho por hacer en llevar los servicios de salud de forma accesible a esa mayoría de mexicanos que hoy padecen de un servicio deficiente, pero por nuestra parte, cuidar nuestra salud y cuidar nuestras finanzas es algo demasiado valioso como para dejarlo en manos de ningún gobernante. ¿Seguiremos esperando que alguien lo haga por nosotros?

Read Full Post »

Estoy revisando el último ejemplar de la Revista Expansión en donde aparecen las mujeres más poderosas de México. Mientras leo las biografías de estas empresarias me invade la curiosidad sobre el número de veces que de frente, o a sus espaldas, las habrán llamado “materialistas” “poco femeninas” y “ambiciosas” entre otros más que se me ocurren, pero que por respeto al gremio voy a omitir.

A raíz de la crisis económica, en diversos foros propone la necesidad de ampliar la cultura financiera de nuestro país. El año pasado la Condusef encabezó la semana de la cultura financiera a través de eventos y conferencias en universidades. Muchos fuimos los invitados a participar dictando conferencias y, aunque creo que fue un buen esfuerzo, en ningún momento se habló del rol de la mujer como promotora de la cultura financiera en la familia.

Se habla del orden, disciplina y ahorro del dinero como de los hábitos pilares de la cultura a adquirir y, según los expertos, aunque todos somos capaces de adquirirlos, la forma más natural de desarrollar dichos hábitos es durante la infancia. Dicen también los expertos en desarrollo infantil que los niños aprenden a través del ejemplo… ¿del ejemplo de quién?

La inequidad de género en cuestiones relacionadas con un mismo salario a un mismo puesto de trabajo, mínima posibilidad de las mujeres a acceder a los puestos de la cúpula directiva en las empresas, un extendidísimo tabú para hablar de dinero entre las parejas y violencia doméstica asociada a la capacidad de ejercer el poder a través del uso del dinero, así como la incomodidad que para la sociedad representa el ver a mujeres teniendo éxito laboral y recibiendo una justa remuneración económica a cambio, no hacen sino patente la pobre relación que históricamente las mujeres hemos desarrollado con el dinero.

¿Qué tipo de ejemplo podemos transmitir si no hemos logrado establecer una sana relación hacia el dinero? Como mujer ¿has sido víctima de alguna inequidad con relación al dinero?

Read Full Post »

Hace algunos “ayeres” tuvimos en casa una perrita llamada Cookie. Dado que siempre fui el oso dormilón entre mis hermanos (yo creo que estaba preparando las reservas de sueño que ahora estoy usando), frecuentemente era la primera en irme a la cama y primera opción de Cookie para acomodarse a dormir. Así que, casi cada noche, me acostaba con todo y mascota aplastándome las piernas hasta que en una de esas me hartaba y le daba lo que más tarde bautizamos en la familia como la “Patada del Olvido”, estirando las piernas y tirándola al suelo, lo cual la obligaba a despertar y salir dando tumbos, buscando algún otro lugar donde acomodarse.

Esta semana, Makahui, autora del blog El Peso Nuestro de Cada Día, publicó algunas de las ventajas financieras de ser mujer y, a pesar de que hay algunas muy lindas, no puedo dejar de pensar que el hecho de que ser mujer también tiene algunas desventajas financieras. Hoy en día nos toca observar la manera en que más de una amiga, conocida y no tan conocida han sido víctimas de la rebautizada “Patada del Olvido Marital”.

La “Patada del Olvido Marital” se da cuando el ya-no-tan-flamante marido le anuncia a su futura ex-esposa que ha dejado de sentirse cómodo en su compañía y lo que él necesita es, digamos que, relajarse, salir de la monotonía, descansar de la responsabilidad, luchar por nuevos sueños o la razón que el susodicho crea pertinente. La mujer se encuentra de pronto, a sí misma, forzada a salir de una zona de confort en donde ha depositado el rol de proveedor en la otra persona y está, como dirían las abuelitas, “con una mano adelante y la otra atrás”

Como asesor y coach financiero imparto diversos talleres sobre Cultura Financiera, algunos de ellos dirigidos hacia mujeres que han tenido la fortuna de poder encargarse de tiempo completo del cuidado de la casa y los niños. En estos talleres mi tarea es abrir el espectro que encapsula todo lo que tenga que ver con cultura financiera como meramente “consejos para ahorrar” y hablar con las participantes sobre la importancia de la prevención al ser autoras de su propia salud financiera.

Divorcio, viudez y enfermedades son riesgos latentes y es necesario estar preparadas para salir de la zona de confort si es necesario. ¿Cuentas con los medios para salir adelante por ti misma? ¿Está asegurada la educación de tus hijos? ¿Tienes una cuenta de ahorro propia? ¿Has tocado con tu pareja el tema de la viudez?

Ponerse de acuerdo en pareja sobre temas monetarios es un tabú y en ocasiones más difícil que hacerlo sobre sexo, sin embargo, es impostergable aprender a hablar de dinero con tu pareja. Prepara una vejez donde puedas realizar sueños pendientes y no donde tengas que ser una carga para tu familia. Si trabajaste durante algún tiempo y tienes Afore, rescátala del olvido y evalúa la posibilidad de hacer aportaciones voluntarias. Si tu situación lo permite, toma cursos de actualización profesional. Busca un pasatiempo que, de ser necesario, pueda convertirse en una fuente de ingresos.

La educación financiera no es responsabilidad únicamente del que aporta los ingresos al hogar sino una responsabilidad compartida para toda la familia, incluyendo a los hijos, tema que ya tocaré más adelante.

Sea cual sea la decisión y el camino que tomes, no dejes que otros decidan por ti y recuerda que la desinformación es enemiga de tus finanzas personales.

Read Full Post »