Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Caos Financiero’

¿Dejas tu tranquilidad en manos del príncipe azul?

¿Dejas tu tranquilidad en manos del príncipe azul?

 

Erase una vez una linda princesa graduada con honores de la universidad. Sus padres no podían estar más que orgullosos y la princesa brillaba en sociedad. Jefes y colegas le auguraban una exitosa carrera profesional de la cual nuestra princesa obtenía un salario que le permitía cumplir tanto deseos como necesidades. Hasta que apareció su príncipe azul…

Una vez celebrada la boda real, la princesa puso sus finanzas en manos del príncipe ya que el futuro como reina consorte le reclamaba poner toda su atención en el cuidado de los herederos. Nada de andar de aquí para allá tratando de balancear nada.

La bonita carroza llenaba el tanque cómo y cuando el príncipe lo decidía y ni hablar de cambiar los herrajes de los caballos, eso era tarea del príncipe. Si la princesa deseaba adquirir un nuevo ajuar para el próximo baile dependía completamente del buen humor de su amado, independientemente de lo tesoros acumulados en el arca, sino por el afán de control de su ya no tan azul príncipe…

Y es que este apuesto príncipe comenzaba a perfilarse como el Rey de Chocolate. Las murallas de membrillo y las torres de turrón comenzaban a aprisionar a la princesa, pues el rey, a pesar de ser tan dulce tenía cada vez más amargo el corazón y la princesa no podía tomar ni una sola monedita de oro para llevar a los herederos a la peluquería sin desatar el fuerte llanto de su rey.

Rey de chocolate

Más tarde y,  gracias a las intrigas reales, la princesa descubrió que, el ya declarado rey de chocolate, pretendía anexarse nuevos reinos conquistando a otra princesa y, antes de ser aplastada por un merengue, decidió huir a toda prisa.

Ahora la princesa depende de que el rey de chocolate se desprenda de algunas monedas de oro para la manutención de los herederos. Su empolvado currículum no ha logrado colocarla en el puesto que dejó por seguir a su príncipe (“Marketing vía Twitter”, ¿en que cuento de hadas se habla de eso?) y ahora solo alcanza para medio llenar el tanque de la carroza convertida en calabaza.

La princesa dejó olvidada su Afore y, por supuesto, nunca contó con una cuenta personal de ahorro. Las doradas tarjetas de crédito que tanto placer le daba usar ahora sucumben al poder de la firma de otra princesa. Los concejales del reino le aseguran que no se recaudan impuestos suficientes para pagarle por el trabajo de princesa consorte que desempeñó por tantos años.

¿Debe la princesa sentarse a llorar esperando la llegada de un nuevo caballero andante que venga a su rescate?

Karla Bayly

*Este post nació de una combinación entre El camino Amarillo  y algunas otras historias de la vida real…

Anuncios

Read Full Post »

¿Y que pasa si son ellos? ¿Y que pasa si soy yo?

…la que toca esta guitarra, la que canta esta canción

  • Lunes 8:00 am – Te preparas para la oficina, te das cuenta de que no traes ni un clavo en la cartera.
  • Lunes 8:30 am – De camino (ya corriendo) pasas al cajero y retiras lo que queda en tu exprimida cuenta de nómina. Haces nota mental de que la próxima quincena es hasta el próximo lunes, ¡upps!
  • Miércoles 7:00 pm – Se prende ese odioso foquito amarillo en el tablero del auto. Tu coche suplica por algo de gasolina, te detines y cuando al disponerte a pedir “tanque lleno” encuentras que no cuentas sino con moneditas

¿Quién se robó mi dinero? ¿Dónde están los ladrones?

¿Y si fuiste tu? Comienza un maratón mental tratando de recordar en qué te gastaste el dinero, a tu mente vienen la cooperacha para el pastel de la niña de la fotocopiadora, la tanda a la que entraste y cuyo final parece no llegar nunca, los taquitos que pediste porque no te dio tiempo de salir a comer, la multa que pagaste en el videoclub cuando devolviste las películas que tenías que haber regresado desde el jueves pasado, el “the chai latte grande leche ligth” que se te antojó ayer, el boletito de la lotería ¿y? eso suma apenas poco más de la mitad de lo que había en tu cartera, ¿qué pasó con el resto?

Al borde de la migraña después del vano esfuerzo mental por recordar en qué mas gastaste pides que le pongan solo 5 litros, suficiente para llegar a casa y pasar mañana al cajero para retirar efectivo ¡de la tarjeta de crédito!

Las fugas de dinero de la cartera son todos esos “pequeños” gastos que hacemos y no registramos. Desfortunadamente no podemos controlar aquello que no medimos!!!

La página de Profeco tiene un formato excelente para controlar nuestros gastos. Si realizamos el ejercicio durante dos semanas seguidas podemos encontrar nuestras tendencias y hábitos de consumo que es el primer paso para construir un presupuesto que funcione.

¿Quién se robó mi dinero?

¿Quién se robó mi dinero?

¿Y qué pasa si soy yo quien se roba mi dinero?

Karla Bayly

Read Full Post »

Ya sea que te encuentres en una situación agobiante y estés haciendo un gran esfuerzo para mantenerte a flote, o que las deudas no se encuentren en tu lista de preocupaciones, te invito a revisar el siguiente cuestionario que tiene como propósito validar la actitud que tenemos hacia el crédito y la responsabilidad que asumimos para saldarlo.

1. Si reúnes los últimos doce estados de cuenta de tu(s) tarjeta(s), y procedes a subrayar o marcar los gastos registrados de acuerdo a: necesidades (amarillo) y gustos/premios (rojo), el color que predomina sobre el papel es:

a)      Amarillo. Recurro al crédito para hacer frente a gastos inesperados o para financiar compras planeadas.

b)      Mitad y mitad. Destino mi ingreso para pagar en igual proporción deseos y necesidades.

c)      Rojo. Mi deuda se produce para dar gustos a mí y a mis seres queridos.

2. Los plazos para liquidar una deuda se acortan en función de nuestra capacidad para destinar montos mayores al capital del adeudo. La cantidad que destinas mensualmente a diversiones y comidas fuera de casa podrían ser parte de ese monto, tu…

a)      Reduces al mínimo tus gastos. Buscas alternativas de diversión sin costo y cada mes destinas ese ahorro al pago de tus deudas.

b)      Consideras que esta cantidad “no pinta” aunque no realizas algún cálculo matemático que sustente esta afirmación.

c)      Sabes que la vida solo se vive una vez y no vas a sacrificarte ni sacrificar a tu familia para hacer al banco más rico.

3. Para lograr unas finanzas sanas se recomienda principalmente el ahorro pero también existe la posibilidad de generar mayores ingresos vía un segundo empleo (que por el número de horas y horario seguramente será de menor nivel al que ya tienes), inicio de un negocio alterno, la venta de multinivel, etc., al respecto piensas…

a)      Estamos en crisis y es difícil tener un primer empleo, mas no descarto la posibilidad de dar clases, cuidar niños o apoyar cualquier otro oficio. También estoy considerando iniciarme como empresario o diversificar el negocio que ya tengo. Necesito ganar más dinero.

b)      Opino que las cosas están muy difíciles, prefiero enfocarme en mantener lo que tengo seguro y ahorrar de acuerdo a lo que pueda.

c)      Trabajo demasiado, no se cuanto voy a durar con este trabajo, además si hubiera otro lugar en donde pudiese ganar más ya me habría ido ahí. Nadie me va a pagar más así como están las cosas.

 

4. Los intereses que cobran los bancos en nuestro país están muy por encima (hasta 5 veces) que los que se cobran en Estados Unidos y Europa. Durante los últimos años otorgaron tarjetas de crédito sin estudiar la capacidad crediticia de los solicitantes lo que les atribuye una proporción de la responsabilidad del incremento en los adeudos. Recientemente ha comenzado a limitar las disposiciones de efectivo y han disminuido los límites de crédito buscando así mantener al mínimo la cartera de crédito.

a)      No me da gusto, pero siento cierto alivio al saber que no voy a seguir endeudándome

b)      Me enoja que decidan por mí. Yo cuento con esa línea de crédito para mantener mi economía a flote y soy capaz de decidir si lo uso o no.

c)      Eso se llama discriminación y es una razón más para mi molestia. Me dan ganas de desquitarme.

 

5. Otra fuente importante de ahorro que podrías destinar al pago de tarjetas es eliminar, o al menos reducir el gasto en vacaciones y el consumo de alcohol, cigarros y refresco.

a)      Es un gran sacrificio y no sé si valga la pena pero admito que me ayudaría a ahorrar y estoy dispuesto a intentarlo.

b)      Puedo eliminar algunos pero no renunciar a todos, prefiero hacer otras cosas si alguien puede demostrarme el beneficio.

c)      Ya tengo demasiados problemas y mis gustos son lo único que me relaja. No pienso exponerme al estrés, depresión o un infarto para hacer feliz al banco.

 

6. Se acerca navidad y quieres demostrar tu cariño a las personas que amas

a)      Mi familia y amigos cercanos conocen la situación en la que me encuentro y comprenden que este año no puedo hacer obsequios. El mejor regalo que puedo darles es salir pronto de este problema y hacer borrón y cuenta nueva.

b)      Haré el sacrificio aunque no voy a estar al nivel de otros años.

c)      Navidad se trata de regalar y de a como pueda. Las cosas se componen luego y no voy a angustiar a mi familia con mis cosas.

 

Resultados:

 

Mayoría de A: Estas siguiendo las recomendaciones que dicta el sentido común para disminuir tu deuda lo más pronto posible pagando lo menos de intereses. Reconoces que el crédito sirve para hacer frente a imprevistos y no es dinero que te regalaron. Quizá haya sido por la vía dolorosa, pero asumes tu responsabilidad y trabajas para solucionar tu problema. Trabaja en aquellos puntos en donde tus respuestas no fueron A.

 

Mayoría de C: El primer paso para encontrar una solución es reconocer que verdaderamente existe un problema. Necesitas trabajar en identificar que tipo de relación tienes hacia el dinero y una vez desde ahí enfocarte en salir de éste que en realidad no es tu mayor problema, pues aunque pagues tus deudas o te cambies de nombre y de estado para que no te encuentre el banco, tarde o temprano vas a repetir el patrón y estarás endeudado de nueva cuenta. Los bancos NO son personas y no sufren, se agobian ni desgastan sus relaciones para que les pagues. Tu SI eres una persona que merece vivir en un estado de tranquilidad y armonía.

 

Mayoría de B: Elige en que polo quieres estar. Revisa nuevamente tus respuestas y decide hacia donde quieres moverte. El dinero es un objeto y su fin es utilitario, no permitas que tome el control de tu vida y tu tranquilidad

Read Full Post »

  

 

  1. Nunca establezcas una meta de ahorro ¿para que limitarse? Solamente proponte ahorrar y hazlo conforme puedas, no tiene tampoco que ser constante, ve guardando lo que te sobre y algún día tendrás tu ahorro.

 

  1. Haz de tu propósito tu secreto. No lo comuniques a tu familia, a ellos no les interesa ayudarte ni ser parte de un proyecto de vida. Seguramente tampoco tendrían buenas ideas que aportar ni serían de mucha ayuda. El ahorro familiar es tu misión secreta.

 

 

  1. Dale a tus hijos todo lo que pidan. No permitas que sus amigos tengan mejores juguetes vacaciones o ropa. Acostúmbralos a que siempre se les cumplen sus antojos. No te atrevas a hablar con ellos acerca de tu verdadera situación económica, quizá lo entenderían pero ¿y si se trauman?

 

  1. Consiéntete. De ninguna manera bajes tu nivel de consumo. Si tus amigos o vecinos compran un nuevo auto, compra tú uno mejor. Sigue el nivel de vida de los demás y vive anticipando lo que otros puedan pensar de ti. Recuerda que la opinión de terceros siempre valdrá más que la propia.

Read Full Post »