Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 abril 2009

Día del Niño

Día del Niño

Existe una infinita variedad de cosas entre las cuales elegir para regalar a nuestros hijos pero, al final del día, solamente son eso: cosas. Cosas cuya vida útil variará de acuerdo a la velocidad con que crezcan tus hijos, si es que estamos hablando de ropa, o que durarán de acuerdo a la intensidad con que los pequeños acostumbren jugar o, en el peor de los casos, nuestros hijos disfrutarán solo mientras estén “de moda”

Imagina que tuvieses la oportunidad de regalarles algo que puedan comenzar a disfrutar desde hoy, que puedan compartir con todas las personas que formen parte de sus vidas, algo que podrán heredar a tus nietos y por lo cual día a día te estarán agradecidos, y no estoy hablando de una fortuna tipo Carlos Slim que les debería durar algo así como diez generaciones, sino de algo que hoy esta en tus manos, algo muy sencillo y a la vez más valioso. Regala a tus hijos la mejor capacitación para el manejo de sus finanzas personales.

Si alguna vez has pasado por problemas económicos o has vivido de cerca el sufrimiento de alguien querido por llegar hasta el próximo día de pago, por la incertidumbre de saber si podrá pagar una educación para sus hijos o, en casos más extremos, si podrá poner comida sobre su mesa, entonces sabes de lo que estoy hablando. Me atrevo a asegurar que darías cualquier cosa por evitar que tus hijos pasaran por algo semejante. Evitarlo es más sencillo de lo que crees. Educa a tus hijos con el ejemplo.

Dicen los pedagogos que los niños aprenden a través de lo que viven ¿cuántas veces has sorprendido a alguno de tus pequeños imitando alguna conducta tuya o de tu pareja? Seguramente más de una. Entonces ¿por que no ser un buen modelo en cuanto al manejo de las finanzas para tu hijo? (Bueno, la idea es que seas un buen modelo en muchas otras cosas, pero este blog se enfoca en lo financiero así que tenemos que hacer más énfasis en este punto)

Lograr un balance en tus finanzas personales no solo será de gran beneficio para tu persona, sino que estarás creando un ambiente sano, libre de sobresaltos en donde tus hijos crezcan bajo una sensación de seguridad. A su vez, ellos tendrán altas posibilidades de replicar esta forma de vida asegurando para sí una vida próspera, segura y tranquila ¿se te ocurre un mejor regalo para tus hijos en este día del niño?

Anuncios

Read Full Post »

Finalmente tengo que vencerme ante la tentación para bloggear sobre la Influenza Porcina. Y no precisamente porque vaya a descubrir en dónde estuvo el foco de infección, en donde podemos conseguir la vacuna o si sirven o no los tapabocas para prevenir el contagio, sino porque, tristemente, acabo de revisar las noticias internacionales y hay un tema que le esta dando la vuelta al mundo: Si el virus se ha manifestado ya en un considerable número de países ¿porqué el índice de mortalidad es más alto en México que en ninguna otra parte?

¿Será acaso que aquí es virus es diferente? ¿Estaremos genéticamente más expuestos que otras razas? No, al parecer, la razón es que los mexicanos acostumbramos automedicarnos, vivimos la cultura del “al ratito” y desafortunadamente ignoramos la cultura de la prevención.

Razones para automedicarnos son muchas, para los que menos tienen, perder un par de días de trabajo haciendo sala de espera en algún centro de salud, es casi igual a dejar a su familia sin comer, para otros, ser víctimas de una legislación que permite vender medicamentos sin receta ¿para qué pagar una consulta médica si el dueño de la farmacia me vende lo que necesito con solo explicarle mis síntomas? Y finalmente, para aquellos víctimas de productos “maravillosos” que no han pasado por un control sanitario y que se distribuyen como “naturistas” ¿Resultado? Personas que han acudido a los servicios médicos cuando ya es tarde o que han creado resistencia a los medicamentos, por lo cual éstos ya no son efectivos. El número de casos, así como la dificultad para romper la cadena de contagios, mantendrá paralizada gran parte de la actividad la actividad comercial por varios días.

¿Cómo nos afecta? Para ese gran número de personas que viven al día es muy simple, si no trabajamos, no comemos… El uso de cuentas de ahorro para emergencias en México es casi, casi, hablar de imposibles. Quienes pueden tener acceso a un crédito de emergencia (tipo tarjetas de crédito) en pocos casos dispondrán de saldo ya que la situación que estamos atravesando les ha obligado a vivir haciendo uso de sus líneas de crédito. La carencia de una cultura financiera en México pasará su factura ante el ataque de la Influenza Porcina.

Así que ¿de qué van a comer muchos mexicanos en las próximas semanas? Del empeño y del crédito caro que puedan obtener para compensar la baja de ventas en los negocios que dependen de la venta fuera de escuelas y fuentes de trabajo que han sido cerradas. Y así, una vez más comenzará en ciclo de sobreendeudamiento y de bajo consumo que hará que el final de la crisis económica se aleje aún más.

Ojala fuese este un momento de reflexión para comprometernos hacia una cultura de prevención. A nivel gobierno hay mucho por hacer en llevar los servicios de salud de forma accesible a esa mayoría de mexicanos que hoy padecen de un servicio deficiente, pero por nuestra parte, cuidar nuestra salud y cuidar nuestras finanzas es algo demasiado valioso como para dejarlo en manos de ningún gobernante. ¿Seguiremos esperando que alguien lo haga por nosotros?

Read Full Post »

Estoy revisando el último ejemplar de la Revista Expansión en donde aparecen las mujeres más poderosas de México. Mientras leo las biografías de estas empresarias me invade la curiosidad sobre el número de veces que de frente, o a sus espaldas, las habrán llamado “materialistas” “poco femeninas” y “ambiciosas” entre otros más que se me ocurren, pero que por respeto al gremio voy a omitir.

A raíz de la crisis económica, en diversos foros propone la necesidad de ampliar la cultura financiera de nuestro país. El año pasado la Condusef encabezó la semana de la cultura financiera a través de eventos y conferencias en universidades. Muchos fuimos los invitados a participar dictando conferencias y, aunque creo que fue un buen esfuerzo, en ningún momento se habló del rol de la mujer como promotora de la cultura financiera en la familia.

Se habla del orden, disciplina y ahorro del dinero como de los hábitos pilares de la cultura a adquirir y, según los expertos, aunque todos somos capaces de adquirirlos, la forma más natural de desarrollar dichos hábitos es durante la infancia. Dicen también los expertos en desarrollo infantil que los niños aprenden a través del ejemplo… ¿del ejemplo de quién?

La inequidad de género en cuestiones relacionadas con un mismo salario a un mismo puesto de trabajo, mínima posibilidad de las mujeres a acceder a los puestos de la cúpula directiva en las empresas, un extendidísimo tabú para hablar de dinero entre las parejas y violencia doméstica asociada a la capacidad de ejercer el poder a través del uso del dinero, así como la incomodidad que para la sociedad representa el ver a mujeres teniendo éxito laboral y recibiendo una justa remuneración económica a cambio, no hacen sino patente la pobre relación que históricamente las mujeres hemos desarrollado con el dinero.

¿Qué tipo de ejemplo podemos transmitir si no hemos logrado establecer una sana relación hacia el dinero? Como mujer ¿has sido víctima de alguna inequidad con relación al dinero?

Read Full Post »

Muchas empresas se han visto en la necesidad de despedir empleados competentes y con experiencia por la sencilla razón de que no podían seguir pagando sus servicios. Estas personas han salido a la calle en un entorno extremadamente difícil para colocarse nuevamente a nivel corporativo, por lo que parece natural convertirse en empresario. Sin embargo, antes de arriesgar tu tiempo y patrimonio intentando arrancar un negocio te convendrá leer lo siguiente:

Recuerda que el mejor negocio es el que surge de tu experiencia y tu pasión: He visto a personas intentando “clonar” el negocio de algún conocido bajo la premisa “eso es un negociazo, seguro a mí también me irá bien”. Sin embargo menosprecian la experiencia o conocimientos necesarios para hacer que dicho negocio funcione. No basta con que te encante comer helados. Si no conoces el proceso, sabes en donde comprar las materias primas, conoces los riesgos y tienes la sensibilidad necesaria para desarrollar el negocio, entonces tu heladería tendrá muchas probabilidades de fracasar.

Aléjate del emprendedurismo a la “Viva México”: Esta es una de las lecciones que aprendí por la vía dolorosa. Cuando hace algunos años comencé un negocio del cual no tenía la menor idea pero se veía muy fácil, creí que no necesitaba de gran planeación pues contaba con la preparación académica que garantizaría el éxito ¡si, claro! Cuando realicé el primer pedido y di un cheque como anticipo, no me había tomado la molestia de hacer un plan de negocio que me orientara sobre el mercado o el tiempo en que podría recuperar mi inversión ¿resultado? Tuve la aleccionadora experiencia de ver como mis ahorros de dos años se evaporaban en cuestión de meses. A través de universidades públicas y privadas, la Secretaría de Economía pone a disposición de los emprendedores los modelos de “incubadora de empresas” en donde puedes recibir asesoría con costos subsidiados para emprender tu negocio. Realizar un plan de negocios es la mejor inversión que puedes realizar para asegurar el éxito del mismo.

Evita caer en la trampa del modelo corporativo: Muchos de los nuevos empresarios han vivido los últimos años bajo el cobijo de un corporativo que les acostumbró a disponer de los recursos necesarios para arrancar cualquier proyecto sin hacer realmente una evaluación cuidadosa del mismo. Oficinas de bastante “buen ver”, tarjetas de presentación, planes ilimitados de radio y celular, etc. Al establecer sus propios negocios, estos ex-empleados suelen gastar mucho dinero “instalándose” sin realizar una planeación cuidadosa de flujos. Las reservas del dinero se agotan antes de que el negocio genere entradas.

Aléjate de las malas compañías: ¿Vas a asociarte con alguien? Las sociedades basadas en “me cae bien”, “es mi pariente”, “dice que sabe”, están destinadas a producirte dolores de cabeza. Un buen socio es quien verdaderamente aporta a tu negocio, ya sea con capital o experiencia. No basta con que sea muy trabajador o tenga mucho entusiasmo, si no esta corriendo los mismos riesgos que tú, entonces no estará tan comprometido con los resultados. Conoce bien a tu futuro socio/a, visita su casa para darte una idea de cómo vive (¿demasiada opulencia? ¡cuidado! ¿problemas personales? ¡cuidado!) Platica con quienes le conocen y pregunta si es de confiar. ¿Te parece exagerado? Piensa que estas poniendo tu patrimonio y el de tu familia en sus manos. Finalmente, no escatimes dinero y paga los honorarios de un abogado para formalizar la sociedad. La seguridad jurídica será tu respaldo ante cualquier inconveniente.

Guarda tus tarjetas de crédito en el congelador: Nunca, jamás, utilices tu tarjeta de crédito personal para financiar tu negocio. No utilices deuda de corto plazo para adquirir activos cuya rentabilidad se mide en el largo plazo pues ante un imponderable habrás adquirido una deuda demasiado cara careciendo de la liquidez necesaria para hacerle frente.

El país requiere de empresas productivas y la tuya puede ser una de ellas. Asegúrate de dar lo pasos necesarios que garanticen la viabilidad de tu negocio en el largo plazo ¿te animas a ser empresario?

Read Full Post »

“Si este negocio fuera dividido, te daría los terrenos y los edificios y me llevaría las marcas registradas; a mí me iría mucho mejor que a ti.”
John Stuart, CEO de Quaker Foods

Nada más acertado que construir una marca para tu negocio o servicio. Las marcas nos seducen como consumidores a través de beneficios intangibles que se instalan en nuestra mente, logrando un nexo entre lo que realmente ofrecen y lo que percibimos de ellas.

El deseo de “ser parte de” o aspiraciones para “ser” puede atentar contra nuestra salud financiera, pues nos llevan a consumir productos por encima de nuestro poder adquisitivo. Es muy saludable revisar cuál es nuestra relación con las marcas que consumimos y “acomodar” esa relación en una justa dimensión ¿a que me refiero? Hablo aquí de evaluar los beneficios reales que el producto me va a proporcionar y realizar un trabajo interno para evaluar que necesidad es la que queremos satisfacer al adquirir dicho producto o servicio.

¡Momento! Recuerda que la tranquilidad económica no necesariamente significa autoflagelación, ni que nadie es perfecto en este mundo. Yo no estoy peleada con las cosas bonitas y tengo una marcada debilidad por cierto perfumito y algunas otras cosillas. Sin embargo, te comparto algunas reflexiones personales que me ayudan a decidir en que gastar mi dinero y en que no:

-Bolsas de marca cuyo costo oscila entre los $300 y $1,000 dólares: A menos que tengan incrustaciones de piedras preciosas, el costo de producción de estas bolsas en las maquiladoras oscila alrededor de $10 y $15 dólares, me hace “no se que” en el estómago pagar el sobreprecio. No podré usarlas por mucho tiempo sin correr el riesgo de andar con una bolsa “fuera de temporada” y lo que traigo en la bolsa, incluyendo celular, maquillaje y efectivo, nunca alcanza el valor de una de esas bolsas. Por último, si usara una bolsa de ese precio, el resto del atuendo tendría que estar a la altura, pues de lo contrario, mi bolsa tendría un marcado “look pirata”

-Perfumes y accesorios de celebridades: Cuando se anuncia un perfume creado por Paris Hilton, por ejemplo, me muero de la risa de imaginarme a la susodicha “creando” su fragancia en un laboratorio ¿sabrá acaso la diferencia entre un matraz y un mechero? Lo mismo aplica para imaginarme a la celebridad en cuestión diseñando ropa, lentes y joyería. Honestamente, creo que quien realmente hace ese trabajo requirió de invertir muchas horas estudiando y desarrollando su talento. No me gusta pensar en mi dinerito yendo a parar a la cuenta bancaria de alguna de estas celebridades por el simple hecho de “prestar” su nombre.

-Gadgets de tecnología: Afortunadamente mi trabajo no requiere de mucha tecnología y la experiencia me ha enseñado que estos artículos entran al mercado con una estrategia de “desnate” que consiste en cobrar precios muy por encima de su valor real para luego disminuirlos drásticamente ante el surgimiento de la competencia o nuevas versiones del mismo.

Finalmente, antes de comprar, me hago las siguientes preguntas: ¿lo necesito? ¿vale lo que cuesta? ¿puedo encontrar algo que me sirva de la misma manera a un precio más barato? Y, la más importante ¿puedo pagarlo?

¿Qué estrategia usas tú para decidir en qué gastar tu dinero?

Read Full Post »

Hace algunos “ayeres” tuvimos en casa una perrita llamada Cookie. Dado que siempre fui el oso dormilón entre mis hermanos (yo creo que estaba preparando las reservas de sueño que ahora estoy usando), frecuentemente era la primera en irme a la cama y primera opción de Cookie para acomodarse a dormir. Así que, casi cada noche, me acostaba con todo y mascota aplastándome las piernas hasta que en una de esas me hartaba y le daba lo que más tarde bautizamos en la familia como la “Patada del Olvido”, estirando las piernas y tirándola al suelo, lo cual la obligaba a despertar y salir dando tumbos, buscando algún otro lugar donde acomodarse.

Esta semana, Makahui, autora del blog El Peso Nuestro de Cada Día, publicó algunas de las ventajas financieras de ser mujer y, a pesar de que hay algunas muy lindas, no puedo dejar de pensar que el hecho de que ser mujer también tiene algunas desventajas financieras. Hoy en día nos toca observar la manera en que más de una amiga, conocida y no tan conocida han sido víctimas de la rebautizada “Patada del Olvido Marital”.

La “Patada del Olvido Marital” se da cuando el ya-no-tan-flamante marido le anuncia a su futura ex-esposa que ha dejado de sentirse cómodo en su compañía y lo que él necesita es, digamos que, relajarse, salir de la monotonía, descansar de la responsabilidad, luchar por nuevos sueños o la razón que el susodicho crea pertinente. La mujer se encuentra de pronto, a sí misma, forzada a salir de una zona de confort en donde ha depositado el rol de proveedor en la otra persona y está, como dirían las abuelitas, “con una mano adelante y la otra atrás”

Como asesor y coach financiero imparto diversos talleres sobre Cultura Financiera, algunos de ellos dirigidos hacia mujeres que han tenido la fortuna de poder encargarse de tiempo completo del cuidado de la casa y los niños. En estos talleres mi tarea es abrir el espectro que encapsula todo lo que tenga que ver con cultura financiera como meramente “consejos para ahorrar” y hablar con las participantes sobre la importancia de la prevención al ser autoras de su propia salud financiera.

Divorcio, viudez y enfermedades son riesgos latentes y es necesario estar preparadas para salir de la zona de confort si es necesario. ¿Cuentas con los medios para salir adelante por ti misma? ¿Está asegurada la educación de tus hijos? ¿Tienes una cuenta de ahorro propia? ¿Has tocado con tu pareja el tema de la viudez?

Ponerse de acuerdo en pareja sobre temas monetarios es un tabú y en ocasiones más difícil que hacerlo sobre sexo, sin embargo, es impostergable aprender a hablar de dinero con tu pareja. Prepara una vejez donde puedas realizar sueños pendientes y no donde tengas que ser una carga para tu familia. Si trabajaste durante algún tiempo y tienes Afore, rescátala del olvido y evalúa la posibilidad de hacer aportaciones voluntarias. Si tu situación lo permite, toma cursos de actualización profesional. Busca un pasatiempo que, de ser necesario, pueda convertirse en una fuente de ingresos.

La educación financiera no es responsabilidad únicamente del que aporta los ingresos al hogar sino una responsabilidad compartida para toda la familia, incluyendo a los hijos, tema que ya tocaré más adelante.

Sea cual sea la decisión y el camino que tomes, no dejes que otros decidan por ti y recuerda que la desinformación es enemiga de tus finanzas personales.

Read Full Post »

Hace tiempo, al salir de una reunión y subir al coche, me sentí agotada ¿de que? Me costó trabajo identificar la sensación, podría describirla entre harta, decepcionada pero principalmente sin energía. Cuando mi esposo me preguntó el típico ¿de qué platicaron? La respuesta fue ¡de nada! Y ahí fue cuando tuve “mi revelación” Había pasado toda la noche escuchando chismes, si, chismes… Tristemente había dedicado cuatro horas de mi vida que bien podría haber empleado en ir al cine, a cenar o de plano a dormir para recuperar sueño atrasado, en escuchar cosas que no eran relevantes para mi vida. Esa misma semana había concretado algo muy importante a nivel profesional y simple y sencillamente no hubo espacio para compartirlo ni festejarlo, decidí callarlo ante la duda de no saber si después sería tachada como arrogante o presumida ¿esas eran las amistades que quería? Definitivamente no.

Pasadas algunas semanas hice una sesión de coaching y mi coacheé me refirió algo como esto:

“Voy a las reuniones porque es mejor no faltar. Cada que falta alguna de nosotras, la ausente se convierte en el tema de conversación. Además de gastar dinero en algo que no disfruto, pierdo una mañana entera que podría dedicar al negocio que quiero comenzar y, lo peor de todo, es que cuando paso por mis hijos a la escuela me siento cansada y sin energía…”

Observemos la constante, los amigos tóxicos “chupan” la energía. Ya sea mediante comentarios, lenguaje corporal o falta de atención, van minando nuestro empuje. Algunas de las categorías en que pueden ser agrupados son: quejosos, criticones, indefensos, agresivos, sarcásticos y catastróficos. Podría apostar que conoces a alguien que entra en estas categorías. Algunas de estas personas no actúan conscientemente de esta forma, simple y sencillamente así son, sin embargo eso no les da derecho a empañar nuestro día.

Si estas a punto de iniciar un cambio importante en tu vida, necesitarás de toda tu energía. Cuando comiences a cambiar tus hábitos de consumo no faltaran las frases “no seas codo(a)”, “¿qué, no te alcanza?”, “más vale pedir perdón…”, entre otras, todas ellas con la intención de sabotear tu meta y robar tu motivación. Imagina que estas en un bote a punto de una larga jornada de remo para alcanzar el otro extremo del lago ¿zarparías del muelle si el bote estuviese haciendo agua?

¿Qué hacer entonces con estas amistades tóxicas? Lo más sencillo es poner distancia de por medio, alejarnos de su radar tóxico. Pero existe la posibilidad de que entre ellos existan personas a las que, a pesar de ser como son, estimes mucho o sean parte de tu familia y no desees eliminarlos de tu red cercana. Si alejarte no es la opción, será importante tener muy claro el objetivo que deseas alcanzar y compartirlo asertivamente con esa persona, haciéndole notar que sus comentarios y/o actitudes no te ayudan.

Caso práctico: Soy seguidora de algunos blogs y uno en particular me llamó la atención. En dicho espacio el autor relató durante un par de años la forma en que hacía frente a un fuerte problema personal. Durante los peores momentos tuvo una gran cantidad de seguidores que apoyaban sus traspiés y también compartían sus experiencias al respecto. Al pasar los meses, esta persona vivió un proceso de crecimiento personal muy interesante, fue descubriendo recursos con los que no sabía que contaba hasta que, finalmente, puso fin a sus cuitas ¿resultado? La cantidad de seguidores comenzó a disminuir drásticamente, conforme mejor le iba al autor, las visitas y comentarios fueron disminuyendo hasta declarar el blog semidesierto ¿seguidores tóxicos acaso?

Read Full Post »

Older Posts »